El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, criticó que el Ayuntamiento de Madrid financie con 100.000 euros el Festival del Orgullo Gay, que, en su opinión, "insulta a la religión y a todas las personas que piensan diferente".

Se han disfrazado de curas, monjas y hasta de Jesucristo"

Blanco indicó que, en anteriores ediciones, algunos de los asistentes al festival "se han disfrazado de curas, monjas y hasta de Jesucristo".

"Han ofendido gravemente y con agresividad a los que no piensan como ellos y me sorprende que el Ayuntamiento financie un evento de este estilo", indicó.

Carácter agresivo

Así, el presidente del Foro pidió a los organizadores que eviten "convertir su reivindicación en un insulto continuo a la familia tradicional y a las creencias religiosas" y que se alejen del "carácter agresivo, que ha sido la tónica general en las pasadas ediciones".

Para Blanco, "el lobby gay intenta imponer a todo el mundo la ideología de género, que consiste básicamente en su forma específica de ver el mundo". "Sería bueno que los organizadores del Orgullo Gay defiendan la libertad de expresión y no quieren imponer a toda la gente su peculiar visión de la persona", agregó.