IU lleva a Fiscalía vertidos de aguas fecales sin depurar al río Andarax tras informe del Defensor del Pueblo

El grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Almería ha elevado denuncia a la Fiscalía para que se depuren responsabilidades por la acumulación "de aguas fecales sin depurar" en el cauce del río Andarax en la capital, lo que está causando proliferación de mosquitos, además de un "grave problema de salubridad pública".
Los concejales de IU Amalia Román y Rafael Esteban
Los concejales de IU Amalia Román y Rafael Esteban
EUROPA PRESS/IU

El grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Almería ha elevado denuncia a la Fiscalía para que se depuren responsabilidades por la acumulación "de aguas fecales sin depurar" en el cauce del río Andarax en la capital, lo que está causando proliferación de mosquitos, además de un "grave problema de salubridad pública".

Así lo ha indicado en rueda de prensa el portavoz, Rafael Esteban, quien ha precisado que el escrito, que se dirige en concreto a la Fiscalía de Medio Ambiente, recoge "todas las recomendaciones" realizadas por la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz en mayo a raíz de una queja presentada por la coalición de izquierdas.

Esteban ha recordado que la institución envió estas recomendaciones a todas las administraciones implicadas en el asunto, esto es Ayuntamiento de Almeria, Diputación Provincial, Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Mancomunidad de Muncipios del Bajo Andarax "sin que se hayan producido avances".

En concreto, el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, urgió a que, "a la mayor brevedad posible", se procediese a acordar una reunión entre todas las administraciones "a fin de tratar las diversas causas de la acumulación de mosquitos, malos olores y otras molestias en la desembocadura del río Andarax, y sus posibles soluciones y trabajos a desarrollar por cada una de las implicadas para solventar, aunque sea provisionalmente, esta problemática".

"Ello, con independencia de la solución definitiva del problema cuando se ponga en marcha y funcionamiento, en su caso, las obras de mejora y ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de El Bobar", según precisó.

Solventar "al menos" proliferación de mosquitos y malos olores

Al hilo de esto, concluyó que la problemática iba a persistir en tanto no se culminara la ejecución de las obras de ampliación de la EDAR El Bobar, por lo que destacó que era "preciso" buscar "mecanismos de coordinación" entre las administraciones implicadas "para, al menos, solventar la problemática de proliferación de malos olores y mosquitos en la zona".

La queja inicial de IULV-CA comunicaba los problemas de proliferación de mosquitos que sufren los vecinos de los barrios de El Puche, Los Molinos, Avenida Torrecárdenas, Recinto Ferial y Villablanca "como consecuencia del estancamiento de aguas fecales sin depurar bajo el puente de El Puche y el puente de la Universidad de Almería, y que seguían su curso hasta desembocar en el río Andarax".

Indicaba que esta situación estaba provocando "un problema de salubridad pública por las picaduras de estos insectos, además de los fuertes olores que esta acumulación de aguas fecales sin depurar origina en el ambiente" y lo atribuía a que varios los municipios del Bajo Andarax "vertían sus aguas residuales sin depurar a los cauces públicos y que, finalmente, confluían en esta zona, causando los citados problemas".

La junta remarcó que era competencia municipal

En una resolución de 18 de mayo, el Defensor del Pueblo hizo constar que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio había detectado que todos los municipios del Bajo Andarax, salvo Huércal de Almería, tenían analíticas cuyos resultados superaban los límites máximos de los parámetros legalmente establecidos en cuanto a vertidos de aguas residuales e iniciado expedientes sancionadores.

Recogió, asimismo, que la Junta remitía a la obra de mejora de abastecimiento y saneamiento de los municipios integrados en la Mancomunidad del Bajo Andarax que se "está ejecutando" y que prevé la agrupación de los vertidos de las aguas residuales urbanas de los siete municipios y su conducción hasta la EDAR de Almería para su tratamiento, y también a las obras de mejora y ampliación de esta EDAR del Bobar, de Almería.

Como solución "provisional", la administración autonómica apuntaba "la conducción" de las aguas residuales de los municipios del Bajo Andarax hasta la depuradora de El Bobar de Almería aunque matizó que era "necesario" que el Ayuntamiento de Almería "diera su permiso, que hasta aquel momento no se había otorgado" y remarcaba que los responsables de las aguas residuales sin depurar que discurren por el río Andarax "son los ayuntamientos".

Por su parte, la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax, según indicaba el Defensor del Pueblo Andaluz, informaba de un protocolo de colaboración suscrito para la coordinación y mejora de la gestión de los servicios públicos del ciclo integral urbano del agua, de fecha 22 de noviembre de 2004 y se concluía que los problemas citadas se daban "por el incumplimiento de las obligaciones contraídas por la Junta, que debía haber finalizado la conducción de los vertidos de aguas residuales de los siete municipios del Bajo Andarax hasta la EDAR El Bobar y el acondicionamiento de éste en el año 2010", según subrayaba.

Por último, el Ayuntamiento de Almería informó de que con fecha de abril de 2014 se había dado inicio a las obra de construcción y ampliación de la EDAR el Bobar cuya finalidad es, entre otras, "la mejora y ampliación de esta instalación para poder atender a los caudales de aguas residuales", estando en ejecución, de tal forma que —añadía— "mientras tanto no sean finalizadas y puestas en servicio, resulta imposible atender al exceso de caudal, generado por la aportación referida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento