Ordenador portátil
Un hombre trabaja con su ordenador portátil. GTres

Tomar vacaciones significa cesar del trabajo por unos días, un mes en el mejor de los casos. Y no sólo se trata de no acudir al puesto de trabajo; se trata de tampoco trabajar en la distancia; de ni siquiera consultar cuestiones de trabajo; idealmente, ni de pensarlas. Pero para muchos españoles el trabajo es como el rayo que no cesa.

Según un estudio de Randstad, el 28% de los trabajadores españoles reconoce que no es capaz de desconectar del trabajo durante sus vacaciones. Es decir, casi tres de cada diez empleados afirman que siguen centrados en su empleo durante su periodo estival. Se trata de un porcentaje que se sitúa por encima de la media europea, que alcanza el 25%.

Según un estudio de Randstad, España está por encima de la media europeaPortugal, Grecia y España son los tres países europeos donde más difícil resulta desconectar a los trabajadores, todos ellos por encima del 25% de la media europea. En el caso de Portugal el porcentaje se eleva hasta el 41%, mientras que Grecia se sitúa al nivel que España, en el 28%. En el lado opuesto se encuentran países del centro de Europa, como Bélgica, Países Bajos y Francia, donde el porcentaje está en el 18%. Le sigue Gran Bretaña, con un 22%, mientras que Alemania e Italia alcanzan el 24% en ambos casos.

Muchos sienten la presión de sus superiores o empresas para estar permanentemente conectados. En concreto, cuatro de cada diez trabajadores en España (41%) afirman sentirse presionados para responder a llamadas y correos electrónicos durante sus vacaciones.

Más allá del periodo estival, según esta empresa de recursos humanos, durante el resto del año, el 67% de los trabajadores españoles reconoce que atiende llamadas de trabajo y correos electrónicos fuera de su horario laboral cuando los considera convenientes o importantes, y más de la mitad de ellos reconoce que responde estos temas de forma inmediata.

Randstad ha realizado este análisis de la situación de los profesionales durante sus vacaciones a través de la encuesta Randstad Workmonitor, un estudio trimestral que cuenta con 15.000 entrevistas a trabajadores de más de 30 países.