Richard Armitage
El actor Richard Armitage. ARCHIVO

El actor británico Richard Armitage, más conocido como Thorin Escudo de Roble en la trilogía de El Hobbit, se pone en la piel del asesino en serie Francis Dolarhyde y encarna a un "hombre torturado" a quien Hannibal Lecter le inspira "cierto desafío", y que protagonizará la segunda parte de la tercera temporada de Hannibal", que AXN estrena este viernes.

"Dolarhyde siente que tiene que impresionar a Hannibal y que casi tiene que competir con él y con las cosas terribles que ha hecho", explicado en una entrevista el actor, que permanecerá en esta ficción televisiva durante seis episodios dedicados a la novela El dragón rojo, de Thomas Harris.

Es una persona que comete crímenes horribles contra familias, pero también es un hombre que está incómodo en su pielEn esta nueva parte de la tercera temporada, Hannibal Lecter se encuentra encerrado en el Hospital de Baltimore para criminales dementes, mientras Jack Crawford (Laurence Fishburne) busca la ayuda de Will Graham (Hugh Dancy), ahora retirado, para resolver el caso de un brutal asesino en serie que ataca a familias cada luna llena.

A lo largo de esta tercera temporada, los espectadores asistirán "al viaje" de este psicópata, Francis Dolarhyde, en el que "luchará contra sus demonios" mientras comete crímenes y suscita una gran investigación e, incluso, se enamora de Reba McClane (Rutina Wesley).

Este personaje se sentirá fascinado por "la extraordinaria criatura del dragón rojo", un símbolo que le ayudará "a ganar poder en sí mismo" y, ha contado Armitage, "tal vez también a dejar de seguir cometiendo crímenes".

"Desde el principio, Dolarhyde está descrito como un psicópata. Es una persona que comete crímenes horribles contra familias, pero también es un hombre que está incómodo en su piel y que sabe que se mete en verdaderos problemas con lo que hace", ha detallado el actor sobre este papel.

Para ponerse en la piel de este psicópata, que será apodado El hada de los dientes, Armitage comenzó por leer la novela El dragón rojo, en la que se basa este arco temporal de la serie.

"Busqué en el libro cada detalle que pudiera encontrar, porque Thomas Harris elaboró un retrato de un hombre verdaderamente torturado, y buceó en su pasado y en su mente", ha explicado el intérprete.

Además, Armitage investigó acerca de la psicología de "alguien que está psicótico", así como de "las diferentes formas de encontrar los movimientos físicos del personaje".

Un auténtico "reto" para el británico, que ha admitido que "intentar llegar a la mente de un asesino en serie, que es una persona muy oscura, es algo que asista, porque debes empatizar con alguien que no tiene nada de empatía.