El paseo del Born de El Molinar ha acogido la tarde de este sábado el acto de presentación de la Candidatura de Unidad Popular de Palma (CUP Palma), a la que han asistido un centenar y medio de personas, según la organización.

El acto ha comenzado poco después de las seis con actividades infantiles y un concierto a cargo del cantautor Tomeu Quetglas y del grupo Jansky.

A continuación ha el turno de los parlamentos: la primera intervención fue a cargo de Tonina Mercadal, de Memoria de Mallorca, quien ha recordado "la lucha que la asociación ha llevado a cabo en la recuperación de la memoria histórica y todo el trabajo que aún queda por hacer".

Tras Mercadal ha sido el turno de Pedro Martínez, de la plataforma Salvem el Molinar, quien ha asegurado que no se detendrán "en la lucha para evitar la ampliación del puerto ni para mantener la idiosincrasia del barrio".

Por parte de la CUP Palma ha intervenido Carolina Ares, que ha comenzado su discurso haciendo referencia al espíritu de "las cinco rojas del Molinar", "ejemplo de la lucha feminista y obrera, de la que nos consideramos herederas", ha asegurado Ares.

En la segunda parte de su intervención ha hecho una crítica a las "imposiciones de Bauzá", pero también ha querido advertir que "a pesar de que se haya iniciado una nueva etapa política, desde la CUP Palma velaremos para que no se repitan casos como el de Can Bibiloni, para que de una vez por todas desaparezcan los monumentos fascistas de nuestra casa o por otras tantas causas que no son justas".

La portavoz también se ha mostrado crítica con los nombramientos de la nueva directora general de turismo, Pilar Carbonell, la nueva gerente de Emaya, Imma Mayol y contra el conseller de Educación Martín X. March por "desprestigiar alegremente la Asamblea de docentes, todo un ejemplo de dignidad y de lucha ".

Carolina Ares ha terminado su intervención asegurando que la CUP Palma "no nace para reformar, ni para pactar ni para negociar, nace con el espíritu de un cambio movido por la fuerza de la Unidad Popular".

"Venimos de una larga tradición de desobediencia y no pensamos abandonarla", ha apuntado.

La última intervención del acto ha sido a cargo del diputado de la CUP-AE en el Parlamento del Principado, Quim Arrufat, quien ha querido mostrar satisfacción por ver nacer la primera CUP de Mallorca.

Arrufat ha hablado del origen municipalista de las Candidaturas de Unidad Popular, "que nace de las bases y de la calle".

"Las CUP trabajamos para construir, desde abajo, los Países Catalanes", ha dicho Arrufat, que ha añadido que "el objetivo último es la victoria de la gente sobre los mercados y sobre el estado español y por tanto la CUP tiene como máximas la soberanía del pueblo catalán, la democracia y el socialismo para las clases populares".