Dos hermanas emprendedoras de Málaga, Raquel y Natalia, han decidido abrir el mercado de la repostería creativa a todo el mundo, incluidos diabéticos, celiacos, veganos y todas aquellas personas que sufran algún tipo de intolerancia alimentaria desde su empresa de repostería Cakelandia. Para ello han organizado este próximo jueves un taller donde enseñarán técnicas y trucos para elaborar creaciones pasteleras libres de lactosa, leche, gluten y huevo.

"En el proceso de elaboración de nuestros postres, no sólo cocinamos sin gluten, sino que evitamos la contaminación cruzada, por lo que el riesgo de intoxicación para diabéticos o celiacos es cero", han explicado estas dos hermanas malagueñas. Además, han lanzado Cakelandia Green, la marca de repostería de Cakelandia adaptada a intolerancias alimentarias.

Esta marca cuenta con el aval de la red Málaga Sin Gluten, del Ayuntamiento de Málaga y de la Asociación de Celiacos de Málaga (Acema), han asegurado a través de un comunicado.

"Estamos especializados en la elaboración de repostería creativa, que no suele acordarse de personas con intolerancias o alergias, especialmente en celebraciones como bodas, bautizos, comuniones o cumpleaños", han señalado desde Cakelandia.

Un punto diferenciador de Cakelandia y Cakelandia Green respecto a otras empresas de repostería es que, además de ofertar pasteles y tartas, galletas o cupcakes, también vende los ingredientes y herramientas necesarias para preparar los postres en casa, incluso los básicos necesarios para elaborar repostería apta para todo tipo de intolerancias, como harinas, gasificantes o levadura, todo sin gluten.

CONCIENCIACIÓN

Cada vez hay más diabéticos de tipo 2, aquellos que padecen la Diabetes Mellitus (DM), una enfermedad crónica que conlleva impacto a nivel personal y de salud pública. Este es el tipo de diabetes más frecuente y suele afectar al 85-90 por ciento de las personas que padecen esta enfermedad.

No obstante, "todavía queda mucho por hacer", especialmente en lo relativo a la concienciación de la población y a la adecuación de servicios para personas diabéticas, sobre todo de los relacionados con la alimentación.

"En este sentido, diabéticos y también otras personas con intolerancias alimentarias, como los celiacos, suelen quedar fuera de mercados como el de la repostería, donde son los grandes marginados, con una oferta escasa y cara", han lamentado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.