La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ha exigido a las administraciones públicas que dediquen "rigor" para detectar eventuales ilegalidades o incumplimientos de las condiciones de seguridad en los establecimientos que prestan servicios, con el fin de que se evite que vuelvan a ocurrir sucesos como el incendio de una residencia de mayores en Zaragoza, el pasado domingo, en el que murieron ocho personas.

La organización considera que, transcurridos unos días, desde el incidente, "es momento de realizar un análisis sosegado sobre las circunstancias que han permitido que ocurriera un hecho como ese, y una valoración de la situación en que se encuentra estos servicios residenciales".

Por ello, señalan, en primer lugar, que, pese a la normativa existente para la concesión de licencias de actividad en el sector, "el problema no es la falta de normativa o una normativa adecuada, sino una adecuada inspección de estos centros y sobre todo agilidad y decisión a la hora de determinar el cierre de establecimientos".

Además, del peligro que supone para los perceptores de servicios el hecho de que los establecimientos a los que acuden no cumplan las condiciones mínimas exigidas por la ley, la asociación señala también que dejar operar a estos centros supone permitir la "competencia desleal" hacia las instituciones que sí se ajustan a los parámetros legales.

"En un sector especialmente castigado durante la crisis, y que entre otras cosas conlleva decenas de miles de empleos la existencia de centros que no cumplen las normativas de seguridad, de higiene o de ratios de trabajadores para la atención, supone una competencia desleal para las muchas residencias con instalaciones adecuadas y con plantillas profesionales suficientes, tal y como la normativa exige", subrayan.

Junto con el peligro y la competencia desleal, un tercer efecto de no ser "riguroso" en el cierre de los centros ilegales conlleva que, cuando se producen tragedias como la del pasado domingo, se produce un "desprestigio injustificado" hacia todo el sector.

Lo atribuyen a los recortes

Por otra parte, en cuanto a la situación de los servicios sociales y, en particular, el Sistema de Atención a la Dependencia, la organización asegura que la Ley de la Dependencia ha tenido "escaso desarrollo" los últimos años, y señalan que los recortes en esta materia pueden estar favoreciendo la aparición de centros a bajo coste que operan "a costa de no contar con los mínimos de calidad exigibles en sus instalaciones".

"Con una pensión media que en España se sitúa en este año en 825,5 ?, y el empobrecimiento generalizado de las familias españolas, son muchas las que no están en condiciones de pagar los precios que pueden ofertar la mayor parte de las residencias que si garantizan estos estándares de calidad", han indicado.

En todo caso, la organización ha destacado la "calidad" general de los servicios sociales en España y ha pretendido enviar un "mensaje de tranquilidad" respecto a la seguridad de los mismos.

10

Claves para elegir residencia

Además, ha elaborado una batería de recomendaciones para elegir residencia, entre las que destacan, en primer lugar, la necesidad de valorar si es la "opción adecuada" a las necesidades de la persona mayor, teniendo en cuenta "su estado físico y mental, su entorno social y familiar y si el hogar en el que vive está capacitado para responder a su situación".

Una vez aclarada esta cuestión, aconseja pedir asesoramiento a los servicios sociales de la localidad para conocer la oferta de residencias, así como conocer la oferta de centros concertados, dado que estos, además de la normativa vigente, suelen cumplir con una acreditación de calidad.

"No es aconsejable iniciar la búsqueda de residencia exclusivamente a través de Internet —advierten—. Este medio puede ser útil para comprar determinados productos o servicios, pero no para asesorarse sobre la residencia que ofrece más calidad de servicio o mejor relación calidad precio, ya que existen muchos portales en Internet de búsqueda de residencias, creados por empresas que no siempre aconsejan los centros que mejor servicio proporcionan, sino aquellos que pagan por obtener una mejor puntuación".

Asimismo, inciden en la importancia de no decantarse por ninguna residencia hasta haberla visitado, procurando hacerlo sin concertar cita previa, eso sí, procurando no perturbar el horario de comidas y sueño.

Durante la visita, señalan la importancia de ver los servicios que prestan, conocer el estado de las instalaciones (habitaciones, cocinas, estado del mobiliario, limpieza, etc.) y que el personal del centro sea "transparente" en este sentido.

"Muchos centros ofrecen servicios que no son propios, por ejemplo, residencias que dicen tener servicio de enfermería y médico, pero no dicen que es el servicio que da el Centro Sanitario de esa zona a cualquier domicilio —ha advertido la organización—. Que los profesionales que dan los servicios en los centros sean propios, implica que trabajen por los usuarios con seguimiento individualizado".

También señalan que es de "extraordinaria importancia" elegir centros que, en la medida de lo posible, traten de conservar la autonomía de los residentes, y que, para ello, tengan un "buen servicio de fisioterapia" y de terapia ocupacional.

Por último, en referencia a la legalidad del centro, ha recordado que "en el tablón de anuncios del Centro deben estar expuestos los documentos que acrediten que cuenta con todos los permisos y licencias pertinentes". A saber: la Licencia de Actividad y de Apertura otorgada por el Ayuntamiento, la Autorización de Funcionamiento e inclusión en el Registro de Centros y Servicios Sociales del Gobierno de la Comunidad, la Autorización de Sanidad para un Servicio de Elaboración de Alimentos y Comedores Colectivos y la Autorización del departamento de Salud de la comunidad autónoma para impartir servicios médicos fisioterapéuticos, de enfermería y de terapia ocupacional, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.