El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha criticado, en una entrevista concedida a Europa Press, que con el PP "se disparó con pólvora de rey" para acometer proyectos importantes para la ciudad, como la America's Cup o el desarrollo del Parque Central y la entrada en soterrado del AVE, y que esa es una cuestión que "estamos pagando" y que "estaremos pagando durante muchísimo tiempo".

"Hay muchas obras, muchas inversiones que se hicieron sin un análisis serio de rentabilidad y que en estos momentos están pendiendo sobre el Ayuntamiento de una forma clara y grave que nos impide hacer muchísimas cosas que queremos hacer y que la ciudad necesita" como "más presupuesto de limpieza, colegios o grandes servicios", ha argumentado en este sentido.

En esta línea, Ribó ha considerado sobre la financiación de grandes obras, en las que está implicado el consistorio, la Generalitat y el Gobierno central, que es una asunto que "no se ha liderado bien" desde la administración municipal porque "se ha hecho mucho ruido" que ha sido "poco efectivo".

Se ha referido, de este modo, a reivindicaciones hechas por la exalcaldesa, Rita Barberá, al Gobierno central sobre actuaciones e infraestructuras para Valencia, concretamente en la etapa socialista, y ha criticado que se usara la ciudad "en lo que era más un ataque político" que una reivindicación para los ciudadanos. "No era una lucha para la ciudad sino una lucha en la que se utilizaba la ciudad para una confrontación política", ha expuesto.

El primer edil ha agregado que "la demostración es evidente" porque "cuando ha llegado un cambio político" con el PP al frente del ejecutivo central "los gritos de antes se han convertido en silencios cómplices totalmente". "Eso es muy grave porque no se ha hecho una adecuada gestión respecto a los problemas con los distintos gobiernos estatales", ha apuntado.

Del mismo modo, Joan Ribó ha señalado que "a veces, gritando mucho no se consigue más" y ha que aunque se haga "mucho ruido sirve de poco", por lo que ha apostado por "hacer un poquito menos de ruido con todos y ser más eficaz en las reivindicaciones" para conseguir lo que se pide.

El alcalde ha manifestado, respecto a la anterior gestión económica del Ayuntamiento liderada por el PP que "la situación no es tan boyante como decía Rita Barberá" cuando dejó el consistorio. "No es una situación, he de reconocer, tan grave como la de la Generalitat, pero he de recordar que en estos momentos el Ayuntamiento debe el 93 por ciento de su presupuesto", ha afirmado Ribó, que ha subrayado que esa "grave" circunstancia "impide hacer muchísimas cosas" al nuevo ejecutivo.

"Éste, de alguna manera, es el regalo de despedida de Rita Barberá", que "se ha gastado el dinero que deberíamos usar estos años que vienen en inversiones del pasado que muchas veces no se ven, que son inversiones faraónicas o que no entiendes". Ha aludido tras ello a las obras de la America's Cup y a la deuda del Consorcio Valencia 2007, "que va creciendo todos los años porque no somos capaces ni de pagar los intereses".

"de otra manera"

El responsable municipal ha considerado que todo lo que se hizo para acoger la competición internacional de vela "se podría haber hecho de otra manera", teniendo en cuenta que otros lugares que la han celebrado como Auckland (Nueva Zelanda) "lo hicieron sin hacer ningún tipo de obra" y "utilizando toda la zona portuaria de una manera normal".

Joan Ribó ha citado, asimismo, "otras deudas de ese tipo" como la de la Fórmula 1 o la derivada de las obras del Parque Central. "Es otro tema serio", ha dicho el alcalde. "En los años 90, cuando Barberá entró en la Alcaldía, lo hizo diciendo que iba a hacer el Parque Central y estamos en 2015 y está sin arreglar, con una entrada del AVE provisional y con unas deudas de unos 200 millones que hemos de pagar el Ministerio de Fomento, la Generalitat, el Ayuntamiento y Adif", ha precisado.

El primer edil ha manifestado que "éste no es el trato que se da al resto de ciudades de España" por parte del Gobierno en cuanto a la alta velocidad y ha citado algunas como Murcia, que "tuvo movilizaciones para que entrara el AVE y al final se pagó", Bilbao, donde "se ha comprometido que entre en soterrado desde muy lejos" o Vigo, al tiempo que se ha preguntado "por qué Valencia no" está entre ellas.

"agravio comparativo"

Ribó, que ha estimado "fundamental" llevar a cabo las obras del Parque Central y el soterramiento de las vías, ha criticado la "situación de agravio comparativo hacia Valencia" que se da. Preguntado por el compromiso del Ministerio de Fomento con Barberá para destinar fondos al avance de este proyecto y de la llegada en soterrado del AVE, para el soterramiento de las vías de Serrería y para la entrada a Valencia por la V-21, el primer edil ha indicado que al llegar a la Alcaldía no ha encontrado el papel en el que se recoge ese acuerdo que se alcanzó "casi en campaña electoral".

"Confío en que exista, pero también puede ser un poquito de humo. Yo no lo he visto en ningún sitio", ha planteado Ribó, que ha asegurado que su equipo reclamará esos fondos comprometidos y ha lamentado que Rita Barberá no le haya hecho "un traspaso de la Alcaldía". Ha aseverado que la "manera de actuar" de la exprimer edil "simboliza perfectamente cómo es" y que es "pasado" para el Ayuntamiento de Valencia.

"una persona normal"

A este respecto, el nuevo responsable municipal ha subrayado los cambios experimentados en el consistorio desde su llegada y el "impacto" que ha supuesto que el alcalde actúe como "una persona normal" igual "al resto. Así, se ha referido a la posibilidad de que los ciudadanos puedan, porque el consistorio es "suyo", visitar estancias antes cerradas a ellos porque o su decisión de ir en bicicleta. "Me he quedado terriblemente sorprendido del impacto que ha tenido hacer cosas normales como, por ejemplo, ir en bicicleta", algo que hago "desde hace 25 años", ha declarado.

Por otro lado, se ha mostrado a favor de "normalizar" y "consolidar" los puestos de trabajo de empleados municipales que a pesar de ser "personas muy técnicas y muy sólidas" no tiene plaza fija y pueden llevar hasta "24 años de interinaje". "Queremos tener trabajadores, los mejores, con oposiciones totalmente libres para que gane el mejor. Personas cualificadas y que trabajen adecuadamente", ha dicho. Preguntado, en consecuencia, por la convocatoria de oposición ha afirmado que se harán "en la medida que —el ministro de Hacienda, Cristóbal— Montoro nos deje" por su "terrible corsé" de "regla de gasto".

Consulta aquí más noticias de Valencia.