El 14 por ciento de los contratos realizados en Aragón durante el primer trimestre de este año 2015 implican el cambio de provincia del trabajador, según un estudio realizado por la empresa de recursos humanos Randstad.

Este porcentaje está por encima de la tasa de movilidad que se registra en el conjunto del país, situada en el 12,1 por ciento del total de las contrataciones hechas durante los tres primeros meses del año.

Esta tasa ha descendido 0,4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2014, cuando se situó en el 12,5 por ciento, el índice más elevado del periodo analizado.

Los contratos que suponen movilidad han alcanzado durante el primer trimestre del año su cifra más alta desde 2010. Durante los tres primeros meses de 2015 se firmaron más de 487.000 contratos, 43.000 más que en 2014 y 140.000 más que en 2013, año que registró el menor volumen, 347.500, tras tres descensos consecutivos desde 2010.

Cuando se analizan los datos en función del sexo de los profesionales, existen pronunciadas variaciones; la tasa de movilidad en hombres se sitúa en el 14,3 por ciento, cinco puntos porcentuales por encima de las mujeres, que alcanzan el 9,3 por ciento.

Comunidades autónomas

El informe realizado por Randstad señala que la comunidad autónoma de la que procede el profesional es un factor determinante en la movilidad laboral.

Un total de 11 de las 17 regiones españolas son emisoras de trabajadores; salieron más empleados a desarrollar su actividad a otras comunidades de los que entraron a trabajar.

Entre las seis autonomías receptoras destaca Madrid, cuyo saldo positivo equivale a 45.200 trabajadores. A continuación se sitúan Cataluña, con 6.700, y Murcia, con 5.300. Por su parte, Euskadi, Baleares y Navarra cuentan con diferencias positivas de entre 2.000 y 3.000 empleados.

En el lado opuesto se encuentran Castilla La-Mancha, Castilla y León y Andalucía, con -18.400, -8.200 y -7.900, respectivamente. Extremadura, Aragón y Galicia acumulan saldos negativos de entre 5.000 y 6.000 profesionales.

Según Randstad, la movilidad geográfica de los trabajadores es uno de los principales factores que aumentan su empleabilidad. La capacidad del profesional de desplazarse a otro lugar para acceder al empleo refleja su compromiso con la oportunidad laboral que se presenta.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.