La banca privada de CaixaBank posee 3.600 clientes en Andalucía, lo que supone un crecimiento del 18 por ciento en los últimos cinco años, según ha indicado a Europa Press el director territorial de CaixaBank en Andalucía occidental, Rafael Herrador, quien ha precisado que la entidad gestiona un volumen de negocio de 3.500 millones de euros, lo que supone un incremento del 31 por ciento en estos últimos cinco años.

Herrador ha resaltado que en los últimos cinco años, desde 2009, se ha crecido en 570 clientes en banca privada y ha resaltado que en un contexto de inestabilidad se ha visto la entidad beneficiada por la gestión prudente de los patrimonios adaptada a los perfiles de sus clientes, y la situación de crisis de otras entidades, lo que ha supuesto un incremento de su peso dentro del segmento.

De esta forma, ha resaltado que CaixaBank banca privada "viene creciendo sus saldos a un ritmo del cuatro o cinco por ciento, y la intención es mantener ritmo". Ha resaltado la incorporación de Barclays para hacer crecer el segmento de banca privada, de forma que Andalucía tiene un peso de un 15 por ciento en toda la banca privada de CaixaBank.

Herrador ha indicado que Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba y Granada son las que más peso tienen por número de clientes de banca privada; toda vez que en esos lugares posee centros específicos de banca privada. No obstante, han dejado claro que "aunque no tengamos un centro de banca privada propiamente dicho, estamos presentes, al plantear un modelo de banca privada de red, y estamos también en Huelva, Almería o Jaén donde hay personas de los equipos que están desplazados a cada provincia".

CaixaBank posee en Andalucía cinco centros de banca privada y 41 empleados, más otros nuevos que se deben incorporar para dimensionar las carteras, de manera que "hemos hecho un redimensionamiento para poder atenderlos", de forma que CaixaBank espera crecer en este segmento tanto a través de la adquisición de Barclays como por crecimiento orgánico.

Así, en ese modelo de banca privada integrada en la red de oficinas,

"dándole ese valor diferencial", de manera que "el cliente de banca privada de la sierra de Huelva tiene la oficina de referencia para su operativa diaria, y adicionalmente un gestor especializado en gestión de patrimonios que se encarga de asesorarle en sus posiciones; ofrecemos ese servicio de banca privada a través de la red generalista".

"Otra entidad de banca privada no prestaría ese servicio pero nosotros, gracias a nuestra penetración, tenemos un equipo de banca privada y damos una gestión profesional", ha añadido Herrador, quien insiste en que "procuramos una cobertura homogénea en todos los sitios".

Herrador ha resaltado que CaixaBank pretende "crecer en el asesoramiento a clientes de banca privada", tras lo que resalta que la entidad "tiene una metodología propia para hacer del asesoramiento un proceso sencillo, reflexionando con los clientes sobre sus objetivos financieros y patrimoniales, y a partir de ahí elaborar su propuesta de inversión".

"La puesta en valor de banca privada se centra mucho en la aproximación al cliente a través del conocimiento de sus circunstancias y necesidades, y asesorarlos en la forma de buscar su crecimiento patrimonial, además de la rentabilidad financiera", ha añadido Herrador.

Perfil y objetivos

Sobre el perfil de cliente de banca privada, Herrador ha indicado que en Andalucía occidental "ha evolucionado mucho, pues hay tres partes, fruto de las diferentes integraciones; esto es, clientes de La Caixa Banca Privada, con un perfil mixto en materia de inversión; el cliente de Morgan Stanley, con un perfil más desarrollado; y en 2012, con la integración de Cajasol, con un perfil de cliente inversor tradicional".

Por su parte, el director territorial de CaixaBank en Andalucía Oriental, Victorino Lluch, ha precisado que en Andalucía oriental "aunque existe una enorme heterogeneidad en cuanto al origen de su ahorro, el cliente de banca privada de CaixaBank tiene como denominador común la demanda de una banca especializada, con un asesoramiento de calidad y una completa propuesta de valor, con servicios exclusivos".

Ha resaltado Lluch que éste valora que el asesoramiento "se base en conceptos de planificación financiera, ligado a su ciclo vital" y exige un modelo de relación "con una frecuencia de contactos definida, que tenga como objetivo un asesoramiento cada vez más global".

Según Herrador, el cliente de CaixaBank en Andalucía occidental "tiene particularidades frente a otros territorios, fruto de diversas integraciones y del peso de Cajasol". En ese sentido, entre un 35 ó 40 por ciento de clientes de banca privada proceden de La Caixa y un 60 por ciento de Cajasol, aunque en volumen la proporción es invertida.

Llegada de barclays

En cuanto a la llegada de Barclays, Herrador ha asegurado que para CaixaBank la operación ha sido "muy positiva" puesto que "nos aporta 27 oficinas en toda Andalucía y una tipología de clientes muy atractivos para el segmento de banca privada; son gente de valor que aporta a banca privada y que aporta también dentro del negocio agrario de alto nivel".

Considera que el desembarco de Barclays "nos va a ayudar a potenciar los centros de banca privada y a que éstos se dimensionen, además de la existencia de carteras premier, que complementa las carteras de nuestros gestores". Herrador ha apuntado que ahora las carteras se están dimensionando y apuesta por tener un importante incremento en estas.

Ha precisado que Barclays ha aportado en toda Andalucía en banca privada 300 millones de euros y 700 clientes.

Reconoce que "en el momento de crisis, el cliente tiene un perfil más conservador", tras lo que ha resaltado que la banca privada de CaixaBank "intenta simplificar bastante la toma de decisiones y ofrece un planteamiento con metodología propia, la idea es simplificar algo que es muy complejo". "Hacemos nuestras recomendaciones con palabras muy sencillas y eso nos ha ayudado a llegar a todo el público; nos ha ayudado mucho en el crecimiento hacer planteamientos absolutamente cercanos al cliente, sin renunciar a la rentabilidad", ha añadido.

Herrador ha precisado que, sobre la cartera de banca privada, "sigue teniendo más peso las posiciones más estables y tradicionales, aunque nos acercamos a la media".

Optimismo para el futuro

No obstante, Herrador, que se muestra optimista, resalta que "no hay un perfil trazado, aquí no hay café para todos, cada uno está donde se siente cómodo y se atiende al cliente en función de sus necesidades".

Por su parte, Victorino Lluch prevé "un cambio progresivo, pero profundo, del perfil del cliente de Banca Privada", en el sentido de que "va a demandar un asesoramiento cada vez más personalizado, en el que los intereses de la entidad financiera estén alineados con los suyos".

"Va a ser más partícipe en las decisiones respecto a su patrimonio financiero, exigiendo que la entidad que le presta el servicio lo haga bajo los principios de objetividad, transparencia y rigor profesional; será también un cliente cada vez más exigente y más infiel, que a pesar de valorar la tecnología, considere imprescindible un trato cercano y frecuente con su asesor", ha indicado este directivo, quien recuerda que CaixaBank "mantiene un posicionamiento estratégico que trata de anticiparse a las demandas presentes y futuras del cliente".

De esta forma, considera que "la calidad de servicio y la tecnología, son y serán ventajas competitivas que permitan crecer en clientes y en cuota de mercado, lo que nos hace ser optimistas respecto al futuro".

Por último, ambos destacaron el premio de Euromoney como la mejor banca Privada de España en 2015, fruto del nivel de servicio presencial y por canales tecnológicos, la satisfacción de clientes y el crecimiento en los últimos años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.