La Policía Foral, la Guardia Civil y policías locales de Navarra realizarán durante esta semana, del 20 al 26 de julio, una campaña especial de tráfico de controles de velocidad en carreteras y vías urbanas.

Además, la Policía Foral y la Guardia Civil desarrollarán simultáneamente en las mismas fechas otra campaña de vigilancia de furgonetas, camiones y autobuses. En este caso, los agentes controlarán el exceso de peso, la seguridad de la carga, los tiempos de conducción y descanso, los tacógrafos y los dispositivos reflectantes, entre otras cuestiones.

Ambas iniciativas forman parte del Plan de Acción 2015 de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial. La primera campaña ha sido propuesta por la Dirección General de Tráfico y la segunda por la organización europea TISPOL.

Llevar una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de las personas fallecidas en accidente de tráfico, según ha explicado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Se calcula que, por término medio, si un vehículo circula a 120 km/h necesita recorrer una distancia similar a la longitud de un campo de fútbol antes de detenerse por completo. Además, el exceso de velocidad no solo incide en la seguridad vial, sino también en el medio ambiente y el consumo de combustible.

Respecto a la segunda campaña, conviene indicar que las furgonetas y camiones representan, aproximadamente, el 15% del total del parque nacional de automóviles. El exceso en el tiempo de conducción de estos vehículos puede generar fatiga y distracciones, aumentando el riesgo de sufrir un accidente. Además, es fundamental que la carga esté bien sujeta, porque si no puede cambiar el comportamiento dinámico del vehículo al desplazarse el centro de gravedad.

Consulta aquí más noticias de Navarra.