La Guardia Civil ha detenido a dos personas y ha aprehendido un total de 261 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento y secado en una operación llevada a cabo en una pedanía de Hornachuelos (Córdoba) en la que se ha desmantelado un cultivo 'indoor' de elaboración de dicha planta.

Según ha concretado este domingo la Benemérita en una nota, se han incautado más de 166 plantas de marihuana en fase de crecimiento y 95 en fase de secado en la operación 'POT', que se enmarca en los servicios establecidos para prevenir el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en la provincia cordobesa.

La plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana estaba "camuflada" en el interior de una vivienda de una pedanía de Hornachuelos, y en la operación se ha detenido a los dos supuestos propietarios de la plantación por su presunta implicación en los delitos de elaboración y cultivo de drogas y defraudación de cultivo eléctrico.

La operación se inició tras tener conocimiento el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Palma del Río (Córdoba) de la posible existencia de un grupo de personas que podría estar dedicándose a producir marihuana de manera intensiva y en cantidades suficientes como para, incluso, "abastecer de esta droga a varios municipios de la provincia".

En el transcurso de la fase de investigación se pudo determinar que dos personas supuestamente mantenían operativa una importante plantación 'indoor' de marihuana en una vivienda de una pedanía de Hornachuelos.

La investigación desarrollada ha permitido localizar la plantación y registrar la vivienda en la que se encontraba, una actuación desarrollada por efectivos del Equipo de Policía Judicial de Palma del Río, que en el citado cultivo desmantelado han localizado "gran cantidad de lámparas de alto voltaje, así como magnetotérmicos, hidrómetros, aparatos de ventilación eléctrica, sistema de riego por goteo, una picadora de marihuana y bolsas para el envasado al vacío de la marihuana", todo ello material que formaba parte de un "complejo y sofisticado" sistema 'indoor' de cultivo de marihuana, según el Instituto Armado.

Para el funcionamiento de las instalaciones y maquinaria destinada al funcionamiento de la plantación era necesario un "elevado consumo de energía eléctrica", motivo por el que supuestamente habían practicado un 'enganche' ilegal a la acometida general de la red eléctrica, con lo que "maximizaban beneficios y minimizaban costes de producción".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.