La Junta mantiene la alerta por incremento de riesgo meteorológico de inicio y propagación de incendios para mañana

La Junta de Castilla y León ha declarado, por Resolución del director general del Medio Natural, alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales en toda la Comunidad para este viernes día 17 de julio, con lo que se mantiene el aviso establecido desde el pasado lunes.

La Junta de Castilla y León ha declarado, por Resolución del director general del Medio Natural, alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales en toda la Comunidad para este viernes día 17 de julio, con lo que se mantiene el aviso establecido desde el pasado lunes.

Para este viernes, se prevé que la masa de aire caliente se desplace hacia el Este y pierda algo de intensidad, por lo que no afecta tanto a Castilla y León como en los tres días anteriores, con previsión además de un descenso de las temperaturas.

No obstante, como consecuencia de la situación de los días anteriores, la entrada de aire más frío incrementa la inestabilidad atmosférica y puede ocasionar fenómenos convectivos que pueden provocar gran rapidez de propagación, y avance en los incendios que se pudieran ocasionar.

Se esperan también fenómenos tormentosos en la orla norte y noreste montañosa que podrán agravar la situación por las descargas eléctricas y vientos racheados, aunque por la dinámica atmosférica actual no es previsible que lleve aparejada precipitación de importancia, informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

Riesgo de incendios forestales

Como consecuencia de la situación atmosférica descrita, en el caso de producirse un incendio habría una probabilidad muy alta de que se comportase de manera convectiva, con grandes longitudes de llama y rápida velocidad de propagación, lo que dificultaría mucho las labores de extinción.

Esta prolongada situación, que se mantiene desde finales de junio, afectará a toda la Comunidad también este viernes, "recomendándose encarecidamente" a la población que extreme las medidas de precaución, que ya se han de tener durante todo el verano, y en especial evitar las actividades que tengan algún riesgo de provocar un fuego, en las horas de más calor del día y en los momentos de vientos fuerte.

Asimismo se solicita la colaboración presentando denuncia ante cualquier persona sospechosa de iniciar un incendio forestal.

Prohibiciones y precaución de la población

Ante esta situación, se comunica que se ha dictado Resolución del director general del Medio Natural, que afecta a toda la Comunidad, donde se prohíbe el uso de barbacoas, ahumadores en la actividad apícola y uso de maquinaria autorizada en el monte y franja de 400 metros de terreno rústico cuyo funcionamiento genere fuego, como sopletes, soldadores y radiales.

La maquinaria cuyo funcionamiento pueda ocasionalmente generar deflagración, chispas o descargas eléctricas como —desbrozadoras, maquinaria con cadenas, entre otros— estará prohibida desde las 13.00 horas a las 22.00 horas. También se suspenden las autorizaciones de lanzamiento de cohetes y artefactos que contengan fuego.

El uso de motosierras sí está permitido siempre que se cuente con medios de extinción en el lugar (mochila, batefuegos o similar) y sus lugares de mantenimiento, si son en monte, se mantengan limpios de vegetación y con medios de extinción.

Asimismo, se solicita a la población que, además de extremar las medidas de prudencia, tenga la máxima precaución en sus actividades al aire libre, "primando su seguridad y la del monte, y avisando a través del 112 de la existencia de posibles incendios forestales".

También se alerta a las empresas e instituciones que realizan trabajos y actividades al aire libre, fuera de la zona forestal, para que extremen la precaución en la ejecución de los mismos, por la posibilidad de que originen fuegos que se extiendan al terreno forestal.

Labores agrícolas

Por otra parte, se solicita a los agricultores su colaboración, como ocurre habitualmente, en estos días que están recolectando la cosecha, en especial el cereal, que extremen la precaución y tengan presentes todas las medidas que se recogen en el folleto al respecto editado por la Junta de Castilla y León, para evitar que se pueda iniciar un incendio.

Asimismo, se recuerda que en las zonas agrícolas a menos de 400 metros del terreno forestal está prohibido la utilización de maquinaria tipo cosechadoras con más de 30 grados de temperatura o vientos superiores a 30 kilómetros por hora, y la obligación, cuando se pueda trabajar, de tomar medidas preventivas en particular tener observador para detectar posibles inicios de fuegos y disponer de medios de extinción adecuados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento