El Ayuntamiento de Alicante espera recibir a lo largo de esta semana, una vez finalizadas las fiestas de Hogueras, la autorización de la Conselleria de Territorio para trasladar el ficus centenario de Benalúa a la plaza Navarro Rodrigo y poder empezar así las obras del centro de salud (de 3.000 metros cuadrados), un centro cívico, 54 viviendas intergeneracionales y 145 plazas de aparcamiento para residentes. Una plataforma vecinal del barrio recogió firmas y se ha manifestado varias veces para que el árbol permanezca en su actual ubicación.