El instituto municipal de espectáculos de A Coruña, IMCE, ha iniciado el expediente de extinción anticipada del contrato y suspensión de la Feria Taurina de A Coruña, tal y como había prometido durante la campaña electoral la Marea Atlántica, que gobierna en minoría este municipio.

El gobierno de Xulio Ferreiro ha argumentado en el "interés público" la decisión de suspender la Feria Taurina, puesto que al alcalde ha sostenido que rescindir el contrato con la empresa promotora "le va a salir más barato a la ciudad" que mantener esa actividad.

"Los cálculos son diversos, pero pensamos que para el Ayuntamiento, la Feria Taurina supone un desembolso aproximado de unos 60.000 euros, de los que esperamos ahorrar 50.000", ha afirmado el regidor.

En los próximos días, el Ayuntamiento de A Coruña buscará un acuerdo con la empresa promotora sobre la indemnización que le corresponde, después de que esta tarde le haya notificado la resolución. Cuenta con diez días para presentar alegaciones.

Más manifestantes que público

El alcalde recordó que existen encuestas que aseguran que la mayoría de la ciudadanía coruñesa está en contra de la Feria Taurina. "Pero esa percepción no la dicen sólo los sondeos, también la escasa afluencia que tiene la feria en los últimos años, con un aforo siempre por debajo de lo razonable", agregó.

Xulio Ferrreiro admitió que el consistorio carece de capacidad para prohibir las corridas de toros "si se hacen de forma privada", pero puntualizó que sí existe capacidad local "para ceder o no el Coliseum para que acoja este tipo de espectáculos". "El año pasado había más gente manifestándose en contra de las corridas de toros que como público", contrapuso.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.