Damien Hirst lo ha vuelto a conseguir. El artista británico, que se ha ganado la etiqueta de artista polémico por atreverse a exponer obras en formol como un tiburón o una vaca partida por la mitad; ha logrado ahora convertirse en el artista vivo más cotizado del momento, batiendo el título que ostentó durante 18 años el estadounidense Jasper Johns.

Su última obra, "Lullaby Spring", una vitrina de acero inoxidable y cristal con 6.136 píldoras de colores pintadas por el propio artista, se ha convertido en la obra de arte más cara de un artista vivo vendida jamás en una subasta.

La obra, creada por Hirst en 2002, se adjudicó este jueves en una puja celebrada en la casa de Sotheby's de Londres por 14,3 millones de euros, superando el cuadro "False Start" de Jasper Johns (tasado en cerca de 13 millones de euros) que tenía el récord desde 1989.

'Autorretrato, 1978', de Francis Bacon, ha sido la obra más cara subastada, logrado por Sotheby's.
Lucha de subastas

Las dos principales casas de subastas del mundo, Sotheby's y Christie's, han logrado esta semana una marca excepcional de récords en sus ventas de arte impresionista y contemporáneo en la capital británica.

"Ésta ha sido la mayor semana de ventas de la historia en Londres, confirmando el rápido ascenso de la capital británica como el gran centro del mercado de arte", dijo Robin Woodhead, jefe ejecutivo de Sotheby's International.

"Ha sido una semana soberbia para Christie's y el mercado del arte europeo", afirmó Jussi Pylkkaenen, presidente de Christie's Europa tras conseguir un récord de ventas por un total de 349,6 millones de euros, 47 millones más que su anterior récord del pasado febrero.

Semana frenética
La pieza más cara fue subastada por Sotheby's con la obra "Autorretrato, 1978", de Francis Bacon, por unos 32 millones de euros; logrando también una serie de récords con artistas como Henri Matisse, Tracey Emin y Frank Auerbach.

Los precios más altos pagados en Christie's esta semana fueron los casi 26 millones que alcanzó el cuadro "Waterloo bridge, temps couvert", de Claude Monet.