La red estafó a ancianos se embolsó tres millones y se apropió de 150 inmuebles

  • Ofrecía a los ancianos falsas rentas vitalicias para complementar su pensión, a cambio de derechos sobre sus viviendas.
  • Las víctimas firmaban sin saber el cambio de titular de sus propiedades y veinte de ellos llegaron a ser desahuciados.
  • Hay una decena de detenidos en Barcelona, Badalona y L'Hospitalet de Llobregat.
Imagen de archivo de un anciano.
Imagen de archivo de un anciano.
Alefot

La red que estafaba a ancianos mediante rentas vitalicias y financiación de deudas, integrada por una veintena de personas, se embolsó al menos 3 millones de euros mediante fraudes en productos financieros y logró hacerse con 150 inmuebles de forma ilícita.

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado a una organización criminal dedicada a perpetrar estafas, con la detención del notario Enrique P., que está en libertad con cargos tras pagar la fianza impuesta por el juzgado, y el abogado Francisco C., que permanece en prisión preventiva, según fuentes judiciales.

En la operación, que investiga desde hace un año el titular del juzgado de instrucción número 32 de Barcelona, han sido detenidas una decena de personas, aunque el número de implicados asciende a la veintena, y se han practicado varias entradas y registros, una de ellas en un despacho de abogados de Barcelona, ha informado la policía catalana.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de un particular víctima de la organización, que principalmente centraba sus estafas en personas de edad avanzada a las que ofrecía fraudulentamente rentas vitalicias con las que complementar su pensión, a cambio de derechos sobre inmuebles de su propiedad.

Los supuestos estafadores contactaban con sus víctimas mediante anuncios publicados en la prensa o en internet, o bien accediendo a sus datos personales en los registros oficiales a los que tenían acceso los abogados implicados.

Los ancianos firmaban los contratos ante el notario imputado, desconociendo que el acuerdo no comprometía a la organización a pagarles rentas vitalicias, sino que establecía que el nuevo titular del inmueble podía desahuciarlos para hacerse con su propiedad.

Los Mossos d'Esquadra han contabilizado hasta ahora a una cincuentena de ancianos que fueron víctimas de este tipo de estafa, aunque están analizando la documentación incautada para averiguar si hay otras víctimas de la red aún no identificadas.

Otras estafas

La red, a cuyos miembros se atribuyen también los delitos de blanqueo de capitales y de falsedad documental, había diversificado sus mecanismos de estafa a través de otros métodos, ofreciendo financiación para pagar deudas o comprando sociedades que se encontraban en estado de precariedad.

Concretamente, la organización se dedicaba también supuestamente a falsificar documentos para solicitar hipotecas, abrir líneas de crédito para las empresas vinculadas a la red o financiar vehículos. Los créditos solicitados mediante esa documentación falsa, añade la policía catalana, no llegaban a ser satisfechos, sin que se pudiera responsabilizar a los integrantes de la red dado que para tramitar los préstamos utilizaban testaferros.

Los Mossos d'Esquadra todavía no han podido cuantificar la suma estafada por la organización a través de las operaciones inmobiliarias, ya que todavía están analizando los documentos notariales incautados. De momento, se han embargado 150 inmuebles pertenecientes a la red, se les han intervenido siete vehículos y se han bloqueado las cuentas de 75 empresas y 15 de los implicados.

En el marco de la investigación, el juez ordenó la apertura de una caja fuerte en una entidad bancaria situada en el paseo de Gracia de Barcelona, así como tres entradas y registros en domicilios de Barcelona, Badalona y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), además del despacho de abogados mencionado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento