«Ya no me queda ningún cine, tan sólo la ilusión»

Propietario de diversas sociedades alicantinas y dueño de hasta 23 cinematógrafos, algunos tan legendarios como las salas Goya del Pla, Roxy de Benalúa, Lux de San Blas, Marisol del Botánico o la pantalla del Carlos III, en la calle San Vicente, todos cerrados, José María Martínez Tercero todavía se reclama como presidente de los empresarios locales de un ramo al que dedicó 30 años de su vida.
.
.
Foto
Una industria de pasiones que apenas sobrevive frente a la arrolladora implantación de los minicines extranjeros con franquicia multinacional, arropados por centros comerciales con hamburguesa y ketchup.

Asegura que aún existe la Asociación Provincial de Empresarios de Cine.

Para nosotros, sí. Sigo siendo el presidente, aunque ya es una cosa marginal. De vernos y seguir juntos. Sigo siendo un sentimental de la vieja escuela.

¿Cuántos empresarios quedan en su asociación?

Sólo nueve, de los 158 que hemos llegado a ser.

El Ministerio de Cultura cifra en 170 las pantallas alicantinas.

La mayoría de fuera. En los buenos tiempos llegamos a tener 459 salas. El otro día me dijo uno de los que quedan: «Vamos a enviar esto a hacer puñetas», pero debemos continuar. Ahora tenemos una secretaria compartida para seis empresas.

Vendió el cine Goya a la cadena Mercadona. ¿Aún recuerda la fecha?

Perfectamente. Era el cumpleaños de mi hija. El 19 de enero de 1985. Hace ya 20 años. Es curioso, antes fue una fábrica de mermeladas. Nosotros mismos lo construimos y lo destruimos.

¿Y el Carlos III?

Lo levanté el 19 de junio de 1959. Lo exploté con Antonio Martínez Sánchez y lo cerré hará un par de años. Era imposible. Al final hacía cine sólo para 30 ó 32 personas. No puedo mantener un negocio que me cuesta miles de euros sólo por tenerlo abierto.

El Navas, del empresario Vicente Espadas, también echó la persiana el pasado 14 de abril. ¿Por qué razón, a su juicio?

El Navas era muy bueno y su programación de calidad, muy actual, pero Espadas ganaba más dinero con sus cines Aana de San Juan en sólo una semana que con la misma película en el Navas. No le dé vueltas. Ha cerrado porque no tenía a nadie.

En cambio, los Astoria, de Isidoro Martínez Ferri, en el casco antiguo, resisten frente a la avalancha exterior. ¿Un misterio o buena política comercial?

Isidoro es mi amigo, y aún no llegamos a entender la razón de su éxito. Todavía mejorará con la reforma del casco histórico y cuando cada concejal deje de decir una cosa diferente sobre lo que debe ser Alicante.

¿Qué relaciones tiene con las multinacionales del ramo?

No quieren saber nada de nosotros, pero cuando tienen algún problema, nos piden ayuda.

¿Le queda algún cine tras 30 años en el ramo?

Ninguno.

¿Ninguno?

No. Sólo me queda la ilusión. Nada más.

BIO

Original de Calasparra, Murcia, donde nació el 19 de mayo de 1937, José María Martínez Tercero cumplió ayer, por tanto, 68 años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento