El director del CIFAS defiende una "contranarrativa" contra el EI: "No podemos pretender ganar solo con aviones"

Reivindica controlar el mensaje en determinadas instalaciones porque "animar a la gente a inmolarse no es libertad de culto"
General Francisco José Gan Pampols
General Francisco José Gan Pampols
EUROPA PRESS

El director del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), el general Francisco José Gan Pampols, ha defendido este martes en Santander la necesidad de elaborar una "contranarrativa" para luchar contra el Estados Islámico (EI, también conocido como DAESH) porque "no podemos pretender ganar esta pelea solo con aviones" debido a que "ahora se pelea dentro de las sociedades, muchas veces dentro de las ciudades y en todos los casos dentro de las mentes de las personas".

Así, ha lamentado que en la actualidad, "desgraciadamente, los conflictos no se dirimen en un campo de batalla definido" y que la "narrativa es más poderosa que las armas", por lo que ha abogado por generar un discurso "dicotómico" que plantee una "alternativa" a la violencia yihadista.

En este sentido, ha destacado la profusión de mensajes proselitistas y propagandísticos de los terroristas en Internet, asegurando que es necesario generar ese mensaje dicotómico a través de "gente con prestigio", como los mulás, que "estén relacionados con las corrientes de interpretación jurídicas del Islam". "A ellos hay que ganarse, evidentemente. Pero tienen que estar convencidos, no pagados", ha matizado.

En su intervención en el encuentro 'Desafíos del terrorismo yihadista', que se está celebrando esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Gan Pampols ha destacado la necesidad de que la Inteligencia Militar proporcione a los mandos militares una "conciencia situacional", es decir, los conocimientos sobre el "entramado social y la cohesión" de las poblaciones donde están presentes los terroristas.

Asimismo, ha explicado que los atentados terroristas "tienen un elemento enlace con los ciberataques porque el conflicto trasciende las fronteras tradicionales y los contendientes luchan, se defienden y atacan en el ciberespacio". Además, ha defendido que el problema del terrorismo yihadista "es interestatal" y "es una guerra".

Gan Pampols, que se ha referido a las últimas noticias publicadas en los medios este martes de detenidos en España en relación con el yihadismo y atentados por el mundo, ha destacado que esta "conciencia situacional" es necesaria porque "no hay una realidad monocolor", sino con "matices". "Cuando se llega a una población hay que pintar un mapa: no podemos entrar como un elefante en una cacharrería porque lo que hacemos es mandar un mensaje erróneo", ha advertido.

Control del mensaje

Gan Pampols, que ha recordado que el Ministerio del Interior ha decretado el nivel 4 de alerta terrorista, también ha reivindicado que "hay que controlar la prédica en determinadas instalaciones porque no se puede predicar lo que a cada uno le venga a la cabeza porque esto no es libertad de culto". "Subirse a un púlpito y animar a la gente a la yihad y a inmolarse no es libertad de culto", ha subrayado.

Además, ha insistido en que "el núcleo del terror del yihadismo lo tenemos localizado a escasa distancia" de España. "Es real y existe. Viven entre nosotros y claro que nos conocen", ha alertado, al tiempo que ha defendido que la lucha contra el EI "debe ser global". Al hilo, ha afirmado que "no se puede negociar" con los terroristas y que "hay que asfixiar" sus redes de financiación porque "tienes unos ingresos probables de unos cuatro millones de dólares diarios". "Tiene dinero para comprar almas y hay desalmados que se las venden".

Preguntado sobre la eficacia de la campaña aérea de la coalición internacional, ha recordado que ha servido para impedir el nivel de movilidad que tenía el DAESH por Irak y que ha tenido un efecto en bajas de aproximadamente un 25% en las tropas del EI. Al mismo tiempo, ha incidido en la extensión del DAESH por Asia y África, con 19 grupos que se han "afiliado" a este grupo terrorista, que con su Califato Islámico "no es un Estado, pero se compota como un Estado" que "tiene una extensión de unos 1.300 millones de personas".

ÁFRICA,

Un "problema" del futuro

Tal y como ha señalado el general Gan Pampols, África tiene una población actual de 1.000 millones de personas y en un futuro próximo tendrá 1.500 millones. En 20 años, según ha añadido, habrá una "presión" de norte a sur desde África porque la población europea será "vieja" y la africana "joven". "Esos son nuestros vecinos, no tienen ustedes que perderlos de vista", ha advertido, porque, a su juicio, será "uno de los problemas que tendremos en el futuro".

El director del CIFAS también ha detallado que el DAESH tiene entre 25.000 y 30.000 miembros, y "probablemente" Boko Haram es el siguiente más numeroso, con unos 12.000. "Pero tómense estas cifras de forma meramente informativa, no piensen que es una referencia informativa", ha aclarado, al tiempo que ha asegurado que la Inteligencia permite actualmente "adelantarnos a lo que hacen o que creemos que van a hacer".

Califato islámico

Cuestionado también acerca de la instauración del Califato Islámico, ha explicado que "es una imagen que tiene un poder de convicción propio" y que "es un desiderátum de vuelta a la gloria de otros tiempos", con un pensamiento "de corte milenarista".

"Está viendo el fin del mundo que se desarrollará en una batalla en Siria en la que se producirá la aniquilación del Anticristo", ha relatado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento