Un buzo de la Guardia Civil ha recuperado el cadáver de una persona que estaba en el interior de un turismo que se había precipitado en un acantilado del municipio coruñés de Arteixo, según ha informado el servicio de Emerxencias Galicia.

El suceso tuvo lugar en un acantilado vertical de unos 15 metros de profundidad. El coche se encontraba semisumergido en una zona rocosa. Una embarcación de la Guardia Civil, junto con otra del servicio de socorrismo, se acercaron al lugar y trasladaron el cuerpo hasta el puerto exterior, en Punta Langosteira.

Las fuerzas del orden investigan las causas del suceso, pero barajan que non se trate de un accidente de tráfico. El 112 Galicia recibió la llamada de un particular, minutos antes das 16.30 horas de esta tarde, que alertaba de un coche en un barranco de la ensenada de Lourido, de lo que se dio cuenta por una mancha de aceite en el agua.

A raíz de este aviso fueron movilizados efectivos de Urgencias Médicas, Protección Civil de Arteixo, Guardia Civil y Bomberos de Arteixo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.