Los guiñoles
Más de 350 muñecos de personajes célebres han cobrado vida en Los guiñoles de Canal+ Francia. CANAL+ FRANCIA

Los guiñoles de la información, uno de los programas con más solera y más insolentes de la televisión francesa, volverá a las pantallas de Canal+ la próxima temporada, según anunció este viernes el principal propietario, Vincent Bolloré, después de que subiera la presión contra su intención de hacerlos desaparecer.

Bolloré, presidente del grupo empresarial que controla Vivendi, casa matriz de Canal+, salió al paso de las informaciones que en los últimos días daban cuenta de sus planes para acabar con esa emisión humorística que caricaturiza a personalidades públicas.

Reirse de alguien y la caricaturizarlo forma parte del patrimonio de la televisión francesa

En declaraciones de las que se hizo eco la emisora France Info, el empresario afirmó que "Los guiñoles forman parte del patrimonio de Canal+" y que está descartado "privarse de esa baza". No obstante, lo que no excluyó es que haya cambios que supongan una reducción del tiempo en antena, algo que decidirán los responsables de Canal+ y de Vivendi.

De hecho, en las últimas horas se había barajado la posibilidad de que la emisión, actualmente diaria, pase a ser semanal. Bolloré tuvo que calmar esta mañana, con motivo de una reunión del comité de empresa, a los sindicatos del canal de la televisión, inquietos ante una eventual desaparición de Los guiñoles de la información tras 27 años de historia. La hipótesis de la desaparición de la parrilla provocó una reacción de apoyo en el mundo de la televisión, de la cultura y de la política.

Hasta el presidente francés, el socialista François Hollande, que estaba realizando una gira por África, hizo una defensa del programa, aunque se esforzó para no aparecer como intervencionista: "ya no estamos en el tiempo en que los presidentes decían lo que había en los programas de televisión". "Reirse de alguien y la caricaturizarlo forma parte del patrimonio de la televisión francesa", señaló Hollande.

También la futura presidenta de la televisión pública francesa, Delphine Ernotte, echó un capote a las decenas de personas que trabajan para Los guiñoles de la información, al mostrarse dispuesta a emitir el programa en sus canales.

En una línea similar, la revista Challenges aseguró que la televisión privada M6 había organizado "una reunión secreta urgente" sobre la suerte de la emisión humorística de la competencia con vistas a una eventual recuperación del equipo que ahora trabaja en Canal+.