Críticos en el seno de la formación que lidera Pablo Iglesias, aglutinados en la plataforma Podemos Cambiar Galicia (una de las que perdió frente al actual responsable gallego, Breogán Riobóo, que fue apoyado por el oficialismo), promoverán actuaciones de boicot al proceso de primarias y amenazan con abandonar en bloque el partido una vez que remate este proceso interno.

A juicio de los críticos, el reglamento es una "burla" y "vulnera el derecho de participar en igualdad de condiciones" en estos comicios. Por un lado, "por el escaso margen de tiempo" con que fueron convocados, y, por otro, debido al "modo en que se escogerán a los representantes que irán a las circunscripciones provinciales gallegas".

Al contrario de lo que ha dicho Pablo Iglesias en su visita a Galicia, los críticos de Podemos en Galicia han dicho que es una "burla" el modo de elección de candidatos y "niega la facultad de elegir" por ellos mismos a las personas que les representarán en cada una de las circunscripciones de origen.

"Entendemos, pues, que con este proceso de primarias se da por finalizado el proyecto de Podemos como instrumento de empoderamiento popular para acabar transformándose en un partido más del sistema, que tan sólo persigue la defensa de los intereses de su cúpula, olvidando por completo los motivos por los que nació esta iniciativa", apunta este sector.

Acciones de boicot

En este escenario, los críticos promueven acciones de boicot, tales como "no participar en ninguna lista individual" para cualquiera de los procesos en los que están inmersos (Congreso, Senado o Presidencia del Gobierno).

Además, harán campaña para que "en ningún lugar" de España se presenten listas alternativas o candidatura individuales que compitan con la oficialista. También se abstendrán en las votaciones de las primarias y harán campaña por la abstención, y abandonarán en bloque el partido cuando finalice el proceso.

PROPUESTAS

En todo caso, los críticos también piden a la dirección que "modifique" el reglamento de las primarias y que los miembros más destacados de la dirección se "inhiban" a la hora de apoyar a ninguna de las listas presentadas, al tiempo que se "deje de usar la marca 'Claro Que Podemos', causa de todas las divisiones internas".

Además, Podemos Cambiar Galicia reclama que la formación se integrase en una candidatura de unidad popular "dejando de lado las siglas" en aras de una "confluencia que permita desbancar a los partidos del régimen".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.