Rescate en Turquía
Guardacostas turcos, en la operación de rescate de un bebé que se adentró en el mar en su flotador. HÜRRIYET TV

La mayoría de los juguetes infantiles destinados al baño llevan un mensaje en el que alertan a los padres de que no dejen sin vigilancia al pequeño. Prueba de que este texto es importante es lo que le ocurrió a una pareja turca en la playa de Kucukkuyu, en el suroeste del país otomano, historia recogida por BGN News.

Su hija de 10 meses se encontraba en el agua, en su flotador, mientras los padres se relajaban en la arena. De repente, un viento procedente del norte empezó a arrastrar a la pequeña mar adentro, en dirección a la isla griega de Lesbos.

Los paders y los bañistas se dieron cuenta de la situación, e intentaron alcanzarla a nado, pero el flotador era más rápido.

Ante la gravedad de la situación, avisaron a los guardacostas, que interceptaron a la pequeña a un kilómetro de la playa, sana y salva.