El Juzgado de lo Social número 2 de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha declarado nulo el despido de J.P.B.S, un trabajador municipal del área de Medio Ambiente de 47 años, incluido en el expediente de regulación de empleo (ERE) que el Ayuntamiento del municipio gaditano formalizó en septiembre de 2012 para 260 empleados.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez estima la demanda formulada por el denunciante —que llevaba 14 años trabajando para la Administración local— y, tras declarar la nulidad de la extinción de la relación laboral, condena al Ayuntamiento jerezano a readmitir al trabajador con el abono de los salarios de tramitación desde el despido hasta la fecha de la notificación de la sentencia.

Asimismo, la magistrada considera "probado" que la entonces delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado (PP), eligió a este empleado "que tenía reconocida una discapacidad y adapto su puesto de trabajo a su minusvalía" frente a otros trabajadores "por su menor eficacia y eficiencia".

De igual manera, la sentencia se refiere también a las manifestaciones del director del área del Servicio de Medio Ambiente durante el juicio, en el que indicó que "no efectuó ningún informe ni evaluación por escrito para el despido del actor, aunque mantenía reuniones periódicas con la delegada, conocía su discapacidad y no fue consultado para el despido".

En este sentido, la juez concluye que despedir una persona discapacitada con el puesto de trabajo adaptado —era vigilante de Medio Ambiente— por tener menos eficacia o eficiencia "puede ser un indicio de discriminación por discapacidad".

Por esta razón, estima que "hay indicios suficientes" de "vulneración de derechos fundamentales" en cuanto a la discriminación del denunciante por su discapacidad.

Contra la sentencia, que no es firme, cabe recurso de suplicación al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el cual deberá anunciarse en el plazo de cinco días siguientes a la notificación de la resolución.

El abogado del denunciante, Rodrigo Tejero, que ha llevado el caso a otros 37 trabajadores despedidos por el ERE municipal, ha resaltado que la "circunstancia particular" de la minusvalía de este trabajador, que en su caso es de un 33 por ciento, ya ha sido alegada en otros seis casos más sin que hasta ahora hubieran prosperado.

Por ello, el letrado cree que los argumentos esgrimidos por la juez "les puede servir" a los demás afectados con una minusvalía reconocida superior a la de este trabajador municipal de cara a la resolución de los recursos de suplicación interpuestos ante TSJA.

Hasta ahora los juzgados de lo social de Jerez que han juzgado las demandas individuales de los afectados por el ERE solo habían declarado la nulidad del despido de una trabajadora que se encontraba de baja materna cuando el Ayuntamiento procedió a la extinción de la relación laboral.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.