El regionalista Miguel Ángel Revilla ha sido investido presidente de Cantabria tras obtener el apoyo de 17 de los 35 diputados del Parlamento regional, los del PRC y PSOE, y la abstención de los tres de Podemos, un cargo que ha asumido "extendiendo la mano" y pidiendo "ayuda" a todos los grupos para que la comunidad autónoma "recupere algo" de lo que tuvo y ha "perdido".

Revilla, que ha sido investido apenas minutos después de las 15.00 horas, no ha conseguido este viernes el apoyo del PP, con 13, y Ciudadanos (C's), con dos, que han mantenido el mismo sentido de voto que el pasado miércoles y han dicho 'no'.

Antes de la votación, el regionalista ha dado las "gracias" a todos los grupos parlamentarios, independientemente de cuál fuera a ser su intención de voto, y ha asegurado que, con su investidura, se abre para él una "etapa ilusionante" y "complicada".

Que el gobierno responda a las "expectativas" del "pueblo"

Sin embargo, ha opinado que será "más fácil" que en 1975 cuando defendió el cambio de nombre de la provincia —que entonces era Santander y paso a ser Cantabria— y reclamó la autonomía con el rechazo que eso supuso inicialmente. En contraposición a esa época, ha afirmado que ahora hay un "pueblo concienciado", dispuesto a "trabajar con el Gobierno si el Gobierno responde a sus expectativas".

Revilla ha asegurado ya tras ser investido, que, aunque ahora se encuentra con una "enorme responsabilidad" porque la situación es "complicada", "está acostumbrado" a los "retos difíciles" y ha recordado también que "no es un novato" en "lides" como a la que ahora se enfrenta —ha sido presidente ocho años (2003-2011)—.

Además, el recién investido presidente, que asume a los 72 años su tercer mandato como jefe del Ejecutivo regional, ha asegurado que, en esta tarea, le da "mucha fuerza" el contar, a su juicio, "con el cariño" de la "mayoría" de los cántabros.

Revilla, que se ha definido como un "vocacional de la política", cree contar con ese "cariño" a la vista de, entre otros, los resultados obtenidos el pasado 24 de mayo en los comicios autonómicos, en las que su partido aglutinó en torno al 30% de los votos, y también al hecho de que elección tras elección ese porcentaje ha ido creciendo.

Y, es por ello, por lo que el regionalista continúa. "Los ciudadanos son los que tienen que mandarnos a casa", ha opinado.

CANTABRIA,

"su pasión"

Por eso, Revilla asegura que "no tiene razones" para no seguir "luchando por su tierra", Cantabria, "su pasión".

"Creo en esta tierra, que es en la que he nacido, y en eso voy a dedicarme en cuerpo y alma", ha dicho Revilla, que se ha comprometido a dar "estabilidad de gobierno" y ha asegurado que la educación, la sanidad y la dependencia serán "prioridades" del nuevo Gobierno PRC-PSOE que se va a conformar, y que tendrá al empleo como el "objetivo final".

Potenciar la industria, de la que Cantabria —ha dicho— tiene "experiencia", "añoranza" y "oficio"; desestacionalizar el turismo; potenciar una "pujante" industria agroalimentaria, seguir exigiendo el AVE, y dar un "giro de 180 grados" a la relación del Gobierno con los ayuntamientos son otras de las políticas avanzadas por Revilla.

Además, se ha comprometido a combatir "con saña" la corrupción y a favorecer a los más necesitados.

17 'SÍES', 15 'NOES' Y 3 ABSTENCIONES

La investidura de Revilla ha sido posible gracias al 'sí' del PSOE, que será su socio de gobierno, y a la abstención de Podemos, cuya portavoz, Verónica Ordóñez, ha achacado la postura de su grupo a la situación de "emergencia social" que, a su juicio, atraviesa la Cantabria, que —dice— "necesita la respuesta inmediata de un nuevo Gobierno".

A pesar de que las actuaciones del líder regionalista al frente del Gobierno en pasadas legislaturas "nos obliga a ser cautos", Ordóñez ha indicado que su partido confía en que el Ejecutivo PRC-PSOE cumpla con los compromisos adquiridos por Revilla con Podemos y que buscan "construir una Cantabria más justa y digna para todos". "Velaremos por el íntegro cumplimiento de estos compromisos", ha advertido.

PRC y PSOE, que han sustentado a Revilla para ser investido y al Gobierno que conformará, han defendido que el proyecto de futuro que encabezará es la "mejor alternativa" para Cantabria, para que se convierta en una "región más próspera y solidaria", con crecimiento "sostenido" y "sostenible" y "empleo de calidad" y permitirá buscar "otras soluciones" a los problemas de la región.

"Tanto él como su programa son la mejor opción para Cantabria", ha dicho Hernando (PRC), quien, ha señalado, que, sobre todo lo será para "quienes más han sufrido la crisis", para los que la investidura de Revilla debe ser, a su juicio, un "momento de esperanza".

Hernando ha asegurado "no entender" el voto en contra de C's a la investidura de Revilla, en la misma línea que el socialista Miguel Ángel Palacio, que ha opinado que, con su 'no', los diputados de la formación naranja rechazan "la alternativa" al PP. "Espero que en el camino que comienza, nos podamos encontrar con ustedes", ha dicho.

Pp y ciudadanos,

En contra

Precisamente, el portavoz 'popular' Ignacio Diego, presidente saliente, ha achacado su negativa a apoyar a la investidura de Revilla a la gestión de los anteriores gobiernos presididos por el regionalista que, a su juicio, "empobrecieron Cantabria", aumentaron la deuda de "forma galopante", y casi avocaron a la comunidad a la intervención.

A pesar de sus críticas, a lo que augura será el nuevo Gobierno PRC-PSOE, Diego ha indicado que el PP estará "en disposición de dialogar por responsabilidad y por el bien de los cántabros". Asimismo, ha asegurado que los 'populares' estarán durante en "disposición de consensuar" aquellas medidas que sean "buenas" para la región.

Diego ha aprovechado sus palabras para "felicitar" a Revilla y "desear toda la suerte" al Gobierno que éste encabezará pues "la suerte de su Gobierno será lo mejor para los cántabros".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha atribuido el "no" de C's a la investidura de Revilla a que no ha asumido el compromiso por la regeneración ciudadana que reclama la formación naranja para darle su apoyo.

También ha lamentado que ninguno de los partidos representados en la Cámara (PRC, PSOE, PP y Podemos) "han querido firmar" ese compromiso a nivel autonómico, cuando, a su juicio, contiene "todas las medidas que son propicias" para la comunidad autónoma.

Respuesta de revilla a los grupos

Tras las intervenciones de todos los grupos, Revilla ha vuelto a tomar la palabra para contestarles, principalmente a Ciudadanos y PP.

Al portavoz de C's le ha considerado "incapaz" de darle "lecciones de ética" y le ha advertido de que el PRC, se rige "por la democracia más estricta desde antes que ustedes existieran".

Revilla ha asegurado que no ha firmado el decálogo de C's a la exigencia de la limitación de mandatos, algo en lo que ha dicho no estar de acuerdo. A pesar de ello, ha dejado claro que esta legislatura es la "última" que concurre a las elecciones por "razones estrictamente biológicas" porque, "si no, habría Revilla para rato".

Al líder 'popular' se ha dirigido advirtiéndole que iba a ser "cruel" con sus palabras y le ha insistido en el "palo" que se ha llevado el PP en las elecciones, algo que achacado a sus "mentiras" sobre la gestión del Gobierno anterior PRC-PSOE, además de a "la prepotencia, la chulería y el ordeno y mando" que —ha dicho— ha llevado a los 'populares' a "no tener amigos".

También se ha dirigido a Podemos para indicar que, aunque su intención es cumplir los compromisos adquiridos con ellos para lograr su abstención en la investidura, "se pueden ir retrasando" dependiendo de "cómo esté la economía" del Ejecutivo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.