La declaración como imputado del director de la Zona Franca de Cádiz, José Manuel Fedriani, y de dos testigos este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz ha constituido la última diligencia de investigación del 'caso Quality Food', con lo que las partes procederán a formular los escritos de acusación y defensa para entrar en la fase de juicio oral.

Así lo ha indicado a los periodistas Marcos García-Montes, abogado defensor de Manuel García Gallardo, antiguo dueño de la empresa Quality Food e imputado en este procedimiento.

Sobre la declaración de Fedriani, que se ha producido a petición propia después de que la Audiencia Provincial de Cádiz denegase el archivo de las actuaciones contra él, considera García-Montes que ha llevado unos testigos para "dar la vuelta al auto de la Audiencia".

Entiende que "no es un momento procesal como para decir cosas de hace cuatro o cinco años", a lo que añade que "o el testigo cuenta todo una vez o incluso puede incurrir en un delito de falso testimonio".

A su juicio, intentar "dar otra vuelta más a la ratificación de su imputación por la Audiencia es un brindis al sol, intentar forzar que un juzgado te crea algo que no es creíble".

Después de esta "última diligencia de prueba", procede que las partes hagan sus escritos de defensa y acusación y se dicte el auto de apertura de juicio oral, que es lo que "lógicamente y conforme a la Ley de Enjuiciamiento Criminal debería hacerse".

En cuanto a su línea de defensa y el cambio producido al frente del Ayuntamiento de Cádiz —la Alcaldía ostenta también la Presidencia del Consorcio de la Zona Franca—, explica que, con independencia de quien gobierne, "vamos a por la verdad, que es única, la diga Agamenón o sus discípulos".

Sostiene que "el nuevo o el antiguo Ayuntamiento —que ha presidido en los últimos 20 años Teófila Martínez (PP)— tienen que certificar las cosas que han pasado".

Asegura que ha habido hasta ahora "un ocultismo clarísimo" y él y su patrocinado van "a por todas", pues "lo que no podemos sostener es verdades que tenemos acreditadas por vía de prueba y que el Ayuntamiento no quiera certificarlas".

Cabe recordar que la instrucción del 'caso Quality Food' se inició en febrero de 2004 e investiga el presunto quebranto de unos 30 millones de euros para las arcas del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz por la compra de acciones de la empresa Quality Food, del empresario Manuel García Gallardo.

Entre los imputados figura el propio García Gallardo y algunos familiares de éste, el exdelegado de la Zona Franca Miguel Osuna y Fedriani, actual director de la Zona Franca y antiguo jefe de gabinete de Osuna.

Como se recordará, Fedriani fue imputado tras declarar previamente como testigo de Osuna, quien pasó de denunciante a imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos de manera sorpresiva después de siete años de instrucción del caso.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.