Los padres y familiares del niño de 6 años de Olot (Girona) muerto por difteria han agradecido públicamente este viernes el trabajo del personal médico y sanitario del Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona, donde el pequeño fue tratado desde que le diagnosticaron la enfermedad.

Los familiares han hecho público este reconocimiento a través de un breve anuncio en la edición en papel de 'El Periódico' de este viernes recogido por Europa Press.

El texto pone especial énfasis en la labor de los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de pediatría de la Vall d'Hebron, a los que la familia anima a seguir "luchando con esta profesionalidad".

El menor de 6 años falleció el pasado 27 de junio tras no poder superar las afectaciones a los órganos que le había provocado la difteria, de la que sus padres no le habían vacunado.

Este caso de difteria se ha convertido en el primero que aparece en España desde 1987.

Consulta aquí más noticias de Girona.