El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha criticado que se ha colocado un soporte en la fachada de la Casa Consistorial para "colocar la ikurriña" en el chupinazo de los Sanfermines, el próximo 6 de julio.

UPN ha señalado en un comunicado que este hecho sería "un insulto a la mayoría de pamploneses y un menosprecio grave hacia la historia y los símbolos del viejo reino de Navarra".

Además, los regionalistas han informado de que, al acudir este viernes a la primera sesión plenaria de carácter ordinario de esta legislatura, han descubierto también que "las banderas oficiales han sido retiradas de su lugar junto a la presidencia de la sala y colocadas al fondo en un rincón, en un gesto que supone un importante desprecio".

También, agregan, ha sido retirado un crucifijo y las banderas de la sala de prensa municipal. Según los regionalistas, "al margen de la actuación sectaria", estas acciones se han tomado "de forma unilateral y al margen de los grupos municipales", en lo que han definido como un "comportamiento cobarde por parte del equipo de Gobierno".

UPN ha afirmado que con estos actos, "Bildu y sus socios colocan al Ayuntamiento de Pamplona al margen de las tres cuartas partes de la población de nuestra comunidad, que no desean una Navarra sometida a la ikurriña, ni ser una provincia más de la CAV".

"Bildu y sus socios de Geroa Bai, Podemos e I-E han decidido imponer sus obsesiones sobre todos los pamploneses, obviando el carácter institucional que el Ayuntamiento, como casa de todos, debe tener", han criticado.

El grupo municipal regionalista ha lamentado que los grupos del equipo de gobierno "prefieran e impongan una bandera ajena, de otra comunidad, frente a la centenaria enseña de Navarra que, con sus cadenas, es la que une a todos los navarros sea cual sea su opinión y sentimiento políticos", y ha calificado de "regate y fraude" las "técnicas que Asirón" vaya utilizar para "burlar la Ley de Símbolos". Por último, UPN ha criticado que "el cuatripartito esté en estos temas en lugar de en la gestión municipal que, a 3 de julio, sigue paralizada".

Consulta aquí más noticias de Navarra.