El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ha reclamado este viernes al alcalde, Juan Espadas (PSOE), que las organizaciones tengan "voz y voto" en las empresas públicas y que reactive cuanto antes las políticas de consumo, tras cuatro años en los que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) "se ha desentendido de esta competencia y ha reducido a la mínima expresión la apuesta municipal por la protección de los derechos de los consumidores".

Rojas ha hecho pública esta petición después de reunirse con el presidente y la vicepresidenta de Facua en Sevilla, Manuel Baus y Rocío Algeciras, al objeto de "retomar el contacto y la actividad con esta asociación, una vez constituido formalmente el Ayuntamiento e iniciado el nuevo mandato".

Tras este encuentro, el concejal de IU ha defendido la necesidad de "darle un impulso importante" al actual Consejo Municipal de Consumo y ha abogado, además, por otorgar "voz y voto" a las organizaciones de consumidores en las empresas y organismos del Ayuntamiento que prestan servicios públicos y "de interés general", como Emasesa, Tussam, Lipasam o Emvisesa, entre otros.

Para la federación de izquierdas, "ha llegado la hora de que el Gobierno local de Sevilla se tome en serio la protección de los derechos de los usuarios y eso pasa, en primer lugar, por revitalizar un Consejo Municipal de Consumo que, durante los últimos cuatro años, ha estado bloqueado por el desinterés del PP".

Carta de rojas a espadas

En este marco, IU ha remitido una carta a Espadas en la que el portavoz apuesta por "devolverle a las asociaciones de consumidores el protagonismo que Zoido les robó en las decisiones que afectan a la ciudad". Rojas basa esta propuesta en la "necesidad de construir más y mejor democracia" y de lograr una "participación activa y real" de la sociedad civil organizada en el día a día de la gestión municipal.

De esta forma, IU se hace eco de una reclamación de Facua que, según Rojas, comparten y respaldan "totalmente", desde el convencimiento de que las asociaciones de consumidores juegan "un papel fundamental" para defender a los ciudadanos "frente a los intereses privados de las empresas".

Desde IU entienden, por tanto, que "Espadas debe acabar pronto con la falta de transparencia existente hasta ahora en las empresas y organismos municipales, y aceptar la fiscalización de los consumidores en sus respectivos consejos de administración".

En sintonía con este objetivo, la federación de izquierdas también exige al Gobierno local del PSOE que refuerce el peso de la Junta Arbitral de Consumo, como instrumento "idóneo" para suplir a la vía judicial en la resolución de conflictos de consumo, y que promueva la adhesión de todas las empresas municipales a este sistema "por una cuestión de coherencia y efectividad", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.