El Ayuntamiento de Segovia ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que hagan un uso responsable del agua ante la previsión de un verano caluroso y sin precipitaciones, aunque no espera que existan problemas de escasez.

El Consistorio pide a los segovianos que eviten derroches y fomenten la moderación en su consumo, al tiempo que recomienda medidas para utilizar el agua de manera racional.

Según indica, la moderación es la mejor apuesta para evitar restricciones al final del verano en el caso en que las lluvias del otoño sean insuficientes o lleguen demasiado tarde. Además, recuerda que el descenso del nivel de agua almacenada afecta también a la calidad de la misma.

Según las previsiones meteorológicas, este verano estará marcado por temperaturas claramente por encima de la media debido a la presencia de vientos procedentes de latitudes bajas —desierto del Sahara—, por lo que podrán ser tónica habitual las olas de calor.

Por otro lado, y a pesar de las tormentas caídas en Segovia durante el mes de junio, no se espera mucha actividad tormentosa a lo largo de lo que queda de verano, lo que situará el nivel de precipitaciones por debajo de la media de los últimos años, según informan fuentes municipales.

No obstante, el Ayuntamiento ha lanzado un mensaje de tranquilidad, ya que el abastecimiento estará garantizado durante los próximos meses a través de las distintas alternativas disponibles.

Actualmente, los embalses que abastecen a la ciudad de Segovia se encuentran en peor situación que la habitual en esta época del año, pese a la nieve caída en invierno, que se deshizo de manera rápida por la calidez de la primavera.

El embalse de Puente Alta, en Revenga, se encuentra al 90 por ciento de su capacidad total (2,4 hectómetros cúbicos), lo que significa que permanecen almacenados hectómetros cúbicos, después de que empezara a vaciarse durante los últimos días de mayo, casi un mes antes que el año pasado.

Porcentualmente la situación en el embalse del Pontón Alto es algo mejor, ya que cuenta en la actualidad con 7,1 hectómetros cúbicos de agua almacenada, lo que supone un 96 por ciento de su capacidad total, que alcanza los 7,4 hectómetros cúbicos. Sin embargo esta cantidad es algo menor tanto a la que tenía en estas fechas el año pasado, como la correspondiente a la media de los últimos diez años, que se sitúa en valores de 7,2 hectómetros cúbicos.

El Ayuntamiento recomienda regar las plantas y zonas ajardinadas durante la noche, avisar de cualquier incidencia que se detecte en las redes de riego o suministro municipales, ducharse en vez de bañarse, cerrar el grifo del agua en la ducha durante el enjabonado, cerrar el grifo al cepillarse los dientes, reducir la capacidad de las cisternas mediante la introducción en ellas de botellas y utilizar el lavavajillas y la lavadora solo cuando las máquinas estén llenas.

Consulta aquí más noticias de Segovia.