La Policía Nacional ha arrestado a una supuesta cuarta integrante del clan que presuntamente traficaban con heroína en la zona de La Maruca, en Avilés. Se trataría de una mujer de 56 años, tía de los otros tres arrestados, dos chicas de 22 y 29, y un chico de 25, ocurridas la semana pasada.

Según la nota de prensa de la Policía, faltaba por localizar a una tía de los anteriores, que igualmente se dedicaba a comerciar con dichas sustancias desde el fallecimiento de su madre y que en las anteriores detenciones, estaba fuera de la ciudad.

Se detectó recientemente su presencia en Avilés y que reanudaba su actividad, siendo sorprendida la mañana del día 24 último cuando se encontraba delante de su domicilio en compañía de otros miembros de la familia, tras atender nuevos clientes. Presentó dificultades para la detención, al verse sorprendida portando los efectos descritos y dinero, de los que trató de deshacerse, agrediendo a los investigadores con manotazos, tirones de pelo, mordiscos, ofreciendo tenaz resistencia en todo momento, desobedeciendo las indicaciones policiales, a la vez que trataba de que los familiares cercaran a los Policías para evitar el arresto.

En poco más de medio minuto los policías se vieron rodeados por unos quince o veinte familiares, que trataban de obstaculizar la labor policial, teniendo que ser reforzados por más policías. Como consecuencia de la agresión, dos de los Agentes sufrieron lesiones de diversa consideración, desde arañazos y hematomas por diversas partes del cuerpo, hasta mordeduras con desgarro de piel.

Igualmente sufrieron daños en la ropa y equipos de trabajo. Por ello, además del tráfico de drogas, a la detenida se le imputa un delito de atentado a Agentes de la Autoridad. Una vez reducida se le ocupan en ese momento sustancias que tras análisis inicial resultaron ser cocaína base (40 dosis) y heroína (60 dosis preparadas), dispuestas para la venta, así como 280 euros, que guardaba en dos monederos en el mandil.

La detenida cuenta con numerosos antecedentes habiendo utilizado diferentes identidades. Tras finalizar el atestado, es puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Avilés, en funciones de guardia, quien ordena su ingreso en el Centro Penitenciario de Villabona.

Con esta detención, de momento se dan por finalizadas las investigaciones sobre este clan familiar, llevadas a cabo durante meses, desarrolladas en el Barrio de La Maruca, desarticulando un punto de venta de droga en Avilés.

Consulta aquí más noticias de Asturias.