La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, ha mostrado este viernes sus más sinceras condolencias a la familia del guardia civil de Tráfico que falleció la pasada madrugada después de haber sido atropellado mientras realizaba un atestado en la autopista Palma-Llucmajor.

El Instituto Armado ha explicado en un comunicado que el atropello se produjo cuando estaba regulando el tráfico con motivo de un accidente. Como consecuencia, el agente de 42 años fue trasladado en estado muy grave al hospital de Son Espases, donde ha fallecido a las 02.05 horas de este viernes.

Este sábado a las 13.00 horas se celebrará un funeral en la iglesia castrense de Santa Margarita, de la calle San Miguel de Palma.