El Consejo de Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP) ha aprobado este viernes a instancias de su consejero de Medio Ambiente la creación de una unidad especial dentro de la Policía Local para que se dedique a velar por "el cumplimiento de las ordenanzas municipales medioambientales" con especial atención a la recogida de excrementos de animales de compañía y el depósito de residuos sólidos urbanos en los contenedores fuera del horario establecido.

Según ha explicado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Jacob Hachuel, para evitar que la ciudadanía recele de ningún tipo de "afán recaudatorio" con esta iniciativa, durante el primer mes de trabajo de esta unidad, a la que se adscribirá a dos agentes, SE impondrán sanciones "simbólicas" a los infractores que no deberán abonar de forma efectiva. Transcurrido ese periodo de gracia, los funcionarios aplicarán la normativa de forma definitiva.

Dejar los excrementos de mascotas en la calle cuando recogerlas es una "obligación" del propietario recogida en el Reglamento de tenencia, protección y bienestar de animales de compañía de la Ciudad Autónoma de Ceuta está considerado como falta leve que puede conllevar entre 60 y 750 euros de multa.

También como infracción leve (con multas de hasta 150,25 euros) está tipificado en la Ordenanza sobre Buen Uso de los Espacios Públicos el "desprenderse de residuos sólidos urbanos domiciliarios no utilizando los contenedores y/o hacerlo fuera del horario estipulado".

El horario para depositar basura en los contenedores normalizados (salvo el libramiento de los envases que están sometidos a la recogida selectiva de residuos) va desde las 21.00 horas hasta las 24.00 en verano y desde las 20.00 horas a las 24.00 en invierno. Igualmente está prohibido depositar basuras en los contenedores una vez haya pasado el servicio de recogida.

Hachuel ha reconocido que hasta ahora la Administración autonómica no ha hecho hincapié en la necesidad de cumplir estos puntos de las ordenanzas municipales pero ha avanzado que la Ciudad hará también un esfuerzo de "información y concienciación" para que "nadie pueda decir que desconoce sus obligaciones".

El Ejecutivo ceutí pretende, además de mejorar el estado de limpieza de las vías públicas, contribuir con estas medidas a paliar la "proliferación" de gaviotas en el casco urbano de la ciudad autónoma, donde se han convertido en "un problema molesto y hasta peligroso para la ciudadanía, sobre todo en época de cría".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.