El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que cada consejería "va a tener la obligación" de plantear las "medidas urgentes" que se tomarán por el Gobierno regional "antes de que llegue agosto" porque hay cosas que no pueden esperar.

Tras asistir a la constitución de la Diputación de Albacete y a la toma de posesión del socialista Santiago Cabañero como su presidente, García-Page ha confiado, en declaraciones a los periodistas, que "en muy poquitos días" pueda tomar posesión el nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha, que "no va a tener descanso, va a empezar desde el primer día a tomar decisiones".

Un Gobierno, ha firmado el presidente, que va a contar "con todas las instituciones". Para ello, ha manifestado que quiere que se habilite el periodo de sesiones y que en agosto pueda haber una sesión parlamentaria para abordar el tema más prioritario, el del empleo.

"En agosto pretendo plantear una estrategia por el empleo, que abarca más de 60.000 trabajadores a lo largo de los próximos dos años", ha recordado, al tiempo que ha resaltado que "es esencial que en ese plan participen los ayuntamientos y las diputaciones, aportando recursos y, sobre todo, no haciendo la guerra por su cuenta".

Una petición que ha lanzado para argumentar que "todas" las administraciones tienen que ir a una. "Si a estas alturas, después de los años que llevamos de crisis, no están claras las prioridades, no están claros los hoyos que hay que tapar, es que no nos hemos enterado de nada".

Consulta aquí más noticias de Albacete.