El Pleno de la Diputación de Sevilla, convocado de forma extraordinaria, ha aprobado este viernes su nuevo organigrama, junto a las atribuciones y configuración de las áreas de gestión, los nombramientos de la Junta de Gobierno y del Consejo de Coordinación Territorial, además de las dedicaciones exclusivas de 22 de los 31 miembros del Pleno, algo en cuyo reparto se ha planteado la posibilidad de modificación en el futuro por parte del presidente provincial Fernando Rodríguez Villalobos, ante las quejas manifestadas por IU.

En un pleno de menos de una hora, donde la práctica totalidad de las propuestas han sido aprobadas por unanimidad, salvo la relativa a las dedicaciones, se han plasmado los efectos de la nueva Ley de Bases de Régimen Local, desarrollada por el gobierno de Mariano Rajoy, ya que del total de 31 diputados, sólo 22 podrán tener dedicación exclusiva, mientras que otros nueve la tendrá parcial.

Este punto, que se ha acordado con el apoyo de PSOE, PP y Ciudadanos (C's), el voto contrario de IU y la abstención de Participa Sevilla, supone que estas 22 personas sean 15 de los 17 diputados socialistas, incluyéndose el propio Villalobos; la vicepresidenta, Agripina Cabello; los delegados de área y otros cinco diputados más del grupo.

Por parte del PP, tendrán dedicación exclusiva su portavoz, Virginia Pérez, y dos diputados de los siete con los que cuenta; mientras que en IU contarán con este régimen Engracia Rivera y otro diputado más de los cinco que tiene en total. Por parte de los nuevos grupos, C's y Participa, dispondrán de dedicación completa sus portavoces y únicos diputados, Javier Millán y Julián Moreno, respectivamente.

A este respecto, la portavoz de IU ha mostrado su desacuerdo y ha solicitado el aumento de una persona más con dedicación completa para la federación de izquierdas en detrimento del Grupo Socialista, criticando el modo de realizar el cálculo y asegurando que "podía haber sido más proporcional". "Recurriremos porque creemos que tenemos razón", ha insistido, apuntando a una "diferente valoración de criterio" a la hora del reparto.

Sin embargo, Villalobos ha asegurado que es "pura matemáticas", pese a lo que ha dejado abierta la posibilidad de que sea modificado este aspecto conforme avance la legislatura. En la misma línea, la portavoz socialista, Trinidad Argota, ha apelado a la "buena voluntad" con la que asegura que el PSOE ha aplicado la nueva normativa estatal, repartiendo "con una regla de tres" las 29 dedicaciones existentes tras dar a Participa y C's una a cada uno.

Reducción y reparto de eventuales

En cuanto al personal eventual, se han reducido en un 30 por ciento, pasando de 109 a 64 trabajadores para todos los grupos políticos. Este número surge tras la aplicación de la reforma local, que recoge que a la Diputación le corresponde el 0,7 por ciento de la plantilla del ayuntamiento de mayor población de la provincia, el de Sevilla capital.

De este modo, el PSOE, como grupo, contaría con 13 personas —nueve asesores y cuatro secretarios, siete para el PP —cinco asesores y dos secretario, cinco para IU —tres asesores y dos secretario—, mientras que Participa y C's tendrán cada uno dos eventuales, con un asesor y un secretario. Además, el área de Presidencia dispondrá de seis, mientras que los diputados de áreas de gestión trendrán un total de 29 trabajadores, 14 asesores, ocho secretarios —uno por área— y siete coordinadores territoriales.

Esta reducción del personal eventual, sumado a la disminución de diez a ocho áreas de gobierno, supone un ahorro durante el mandato de más de cuatro millones de euros, alrededor de un millón de euros por año.

Remuneraciones de los diputados

Las remuneraciones también han sido aprobadas por unanimidad y suponen la congelación de los salarios desde la anterior legislatura tanto para Villalobos, que bajó su sueldo en 2004 y lo mantuvo así en 2011, como para los portavoces de los grupos y el resto de diputados.

El presidente de la Diputación cobra 68.691 euros brutos anuales, los diputados con áreas de gestión y los portavoces de los grupos políticos contarán con un salario de 58.370 euros y el resto de diputados cobrará 43.548 euros. Estas cuantías son menores que las que establece la ley para cada uno de estos casos, con lo que Villalobos cobra un 31 por ciento menos del tope marcado de 100.000 euros, un 41,6 por ciento menos para los diputados con áreas de gestión y un 56,5 por ciento menos para los que no cuentan con este tipo de competencias.

Igualmente, se han acordado las asignaciones para los grupos políticos, con una cuantía fija mensual de 3.500 euros para cada formación, además de otros 2.000 euros por cada diputado al mes.

áreas de gobierno

Paralelamente, se ha tomado conocimiento de la nueva corporación, que se estructurará en cuatro ejes estratégicos y ocho áreas de gestión. Éstas se agruparán en los ejes de Cohesión Social, Igualdad, Cultura y Ciudadanía; Administración y Gestión Económica; Cohesión Territorial y Servicios Públicos Básicos; y por último, Concertación y Desarrollo Local y Tecnológico.

En el eje de cohesión social, igualdad, cultura y ciudadanía, que centrará las actuaciones que la Corporación provincial desarrolle para "garantizar el equilibrio social en la provincia", se encuadran las áreas de Cohesión Social e Igualdad, en la que repite como responsable Lidia Ferrera, concejal del Ayuntamiento de Las Cabezas; y la cartera de Cultura y Ciudadanía, cuya diputada al frente será Ana Isabel Jiménez, edil en el consistorio de Alcalá de Guadaíra.

Además, en el eje de administración y gestión económica, que concentra todas las políticas para el funcionamiento de los medios institucionales, financieros, personales y materiales de la Diputación, encajan tres áreas de gobierno. El de Hacienda será para Manuel García, concejal en El Viso del Alcor; el área de Empleado Público es para Mario Martínez, de Constantina; y Concepción Ufano, edil por Coria del Río, se encargará de Régimen Interior.

En el tercer eje, el de Cohesión Territorial y Servicios Públicos Básicos, centrado en "garantizar el equilibrio territorial en la provincia de Sevilla y prestar la asistencia necesaria para que los municipios puedan proporcionar la prestación de los servicios públicos básicos en condiciones de homogeneidad y eficiencia a los ciudadanos", el gobierno de la Diputación contará con dos áreas, que serán las de Cohesión Territorial —con la concejala por Estepa Asunción Llamas al frente—, y la cartera de Servicios Públicos Supramunicipales, dirigida por la edil rinconera Trinidad Argota.

Por último, el cuarto de los ejes, enfocado en las políticas que deben desarrollarse para "impulsar y abanderar la promoción del desarrollo local y sociedad del conocimiento", será el de concertación y desarrollo local y tecnológico, una parcela que se desplegará desde el área de Concertación y cuyo responsable será el concejal y diputado por Lebrija José Barroso.

Consejo de coordinación territorial

Por otra parte, los diputados que dirigen áreas no tienen responsabilidades de alcaldía en sus municipios, mientras que los regidores son los que integran el Consejo de Coordinación Territorial.

En ese Consejo se sentarán los alcaldes de Écija, David García Ostos; Cantillana, Ángeles García; Montellano, Francisco Gil; San Juan de Aznalfarache, Fernando Zamora; Camas, Rafael Recio; La Algaba, Diego Manuel Agüera, y Los Molares, Rosalía Moreno.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.