Agentes de la Policía Nacional y de la Inspección Provincial de Trabajo de Murcia, han desarrollado un dispositivo contra la explotación laboral de ciudadanos extranjeros en una empresa agrícola de la localidad murciana de Santa Cruz.

Según las informaciones recabadas, la empresa investigada, cuyo titular era un ciudadano italiano, podría estar empleando de forma sistemática a ciudadanos extranjeros en situación irregular en España.

Durante la inspección llevada a cabo en un huerto de cítricos de la pedanía de Alquerías, se acreditó que nueve de los trabajadores que allí prestaban sus servicios se encontraban en situación administrativa irregular, careciendo por tanto de contrato y alta en la Seguridad Social, y por tanto, sin cobertura alguna en caso de accidente laboral.

Junto a estos se localizó a otros trabajadores en situación legal en cuanto a su estancia en nuestro país, pero que también carecían de contrato, y por tanto de las garantías laborales asociadas al mismo.

Estas condiciones de trabajo permitirían al empleador establecer condiciones de salario y horarios que incumplían el convenio laboral regulador en perjuicio de los trabajadores, que debían además hacerse cargo de los gastos de transporte e incluso del material de trabajo utilizado, mediante detracciones de su salario que se realizaban para compensar estos gastos.

Al principal responsable de los hechos se le atribuyen delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y facilitación de la inmigración ilegal. Junto a este han sido detenidas otras diez personas. Uno de ellos como colaborador en los delitos descritos y nueve más por infracción administrativa de la Ley de Extranjería.

Consulta aquí más noticias de Murcia.