El nuevo edificio de viviendas de protección oficial (VPO) de General Dávila recibe a sus primeros 48 vecinos, a los que este viernes el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y el presidente en funciones de Cantabria, Ignacio Diego, han entregado las llaves.

El edificio, situado junto al campo de fútbol Uco Alciturri, cuenta con un total de 60 viviendas, pero 12 de ellas no fueron sorteadas ya que están reservadas para los futuros realojos de vecinos de Prado San Roque y para personas con discapacidad.

En el bloque hay cuatro viviendas de un dormitorio, 35 de dos habitaciones y seis de tres y está estructurado en tres sótanos, un semisótano, una planta baja comercial, cuatro plantas de pisos y el bajo cubierta, según ha detallado el alcalde.

Además, cuenta con 94 plazas de aparcamiento de las que 60 corresponden a las viviendas y 28 a los comercios de la planta baja, mientras que las seis sobrantes se sacarán a la venta con preferencia para los residentes.

La construcción del edificio, llevada a cabo por la UTE Fernández Rosillo-Tecniobras, se ha ejecutado con materiales de la máxima calidad y cuenta con la calificación energética algo que, ha destacado el alcalde, permitirá ahorrar hasta un 75% en los consumos energéticos de las viviendas.

El Consistorio ha invertido un total de 8,3 millones de euros, de los que algo más de cinco se han dedicado a la obra, mientras que el resto se ha destinado a los terrenos y la urbanización de los aledaños del edificio. Además, la construcción ha supuesto la creación de más de 200 empleos entre directos e indirectos.

De la Serna ha indicado que, al sorteo de las 48 VPO que hoy se han entregado, se presentaron 2.159 por lo que ha señalado a los adjudicatarios que deben "sentirse satisfechos" y les ha deseado una "feliz convivencia".

Además, ha destacado que, entre ellos, "está la personas número 900 a la que el Ayuntamiento entrega una VPO". En este sentido, ha ensalzado el "esfuerzo" llevado a cabo por el Consistorio durante estos años para seguir ofreciendo viviendas "asequibles" a los santanderinos.

Por su parte, Diego ha mostrado su satisfacción por la culminación de un proceso administrativo "que no es corto ni sencillo", pero que garantiza el derecho a una vivienda "en las mejores condiciones posibles a los cántabros".

Según ha asegurado, ésta ha sido una de las principales prioridades del Gobierno de Cantabria y del Ayuntamiento de Santander, y que "nace de la ilusión y el trabajo" de un equipo de personas que desarrollan un "largo" trabajo administrativo, que incluye la búsqueda de recursos públicos y que culmina con la entrega de llaves.

Del mismo modo, ha felicitado a los nuevos propietarios que van a disponer a partir de ahora de "algo tan preciado como es una vivienda".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.