Los centros coordinadores de urgencias y emergencias de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias en Andalucía, perteneciente a la Consejería de Salud, han recibido 8.965 peticiones de asistencia sanitaria por accidente de tráfico durante el primer semestre de este año 2015, cifra que ha disminuido en un 31 por ciento (13.135 solicitudes) con respecto al primer semestre del 2014.

La mayoría de estas solicitudes de asistencia por accidentes de tráfico se han producido por colisiones de vehículos (1.750), por caídas de motos y bicicletas sin colisión (942), por atropellos (775) y salidas de vía (521). Del conjunto de solicitudes realizadas a los ocho centros andaluces, 990 se recibieron en Almería, 1.362 en Cádiz, 666 en Córdoba, 1.100 en Granada, 517 en Huelva, 348 en Jaén, 1.838 en Málaga y 2.144 en Sevilla.

En un comunicado de la consejería se afirma que para la atención de esta demanda a lo largo de estos meses se han movilizado a los equipos de emergencias sanitarias del 061 y los equipos móviles y dispositivos de cuidados críticos y urgencias del Servicio Andaluz de Salud en 5.177 ocasiones. Por provincias, estos equipos han intervenido en 360 accidentes en Almería, 812 en Cádiz, 248 en Córdoba, 372 en Granada, 322 en Huelva, 280 en Jaén, 1.541 en Málaga y 1.242 en Sevilla.

Los equipos de emergencias sanitarias del 061 han atendido en Andalucía a 2.105 personas víctimas de accidentes de tráfico, en su mayoría en situaciones críticas, siendo necesaria la movilización de los equipos aéreos del 061 para la atención de estos pacientes en 84 ocasiones, siendo el resto de los casos asistidos por las unidades terrestres.

Con motivo de la operación salida que comienza este viernes, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha recomendado que ante accidentes de tráfico con posibles heridos se alerte al servicio 061, ya que la rápida actuación de las personas que presencian una situación crítica incrementa las posibilidades de salvar la vida de los afectados o paliar en gran medida las secuelas que puedan padecer.

La plantilla asistencial para la atención de las emergencias en la comunidad asciende a 667 profesionales distribuidos en tres categorías, médicos (257), enfermeros (210) y técnicos de emergencias (200). Por otro lado, la empresa cuenta con más de mil profesionales de servicios concertados para la gestión de las llamadas de los centros coordinadores, el pilotaje de los helicópteros y el mantenimiento de los servicios de manera permanente las 24 horas los 365 días del año.

Asimismo, el servicio de emergencias sanitarias dispone para la atención de 30 equipos asistenciales compuestos de personal médico, de enfermería y técnico de emergencias dotados de UVI móviles equipadas para la atención sanitaria in situ. Además cuenta con cinco helicópteros medicalizados con personal médico y de enfermería, cinco equipos de coordinación avanzada (ECA) con profesionales de enfermería y técnicos de emergencias, así como con una unidad de soporte vital básico, 14 equipos de traslado de pacientes críticos y nueve vehículos de apoyo logístico para su movilización en situaciones de catástrofe o accidentes con múltiples víctimas.

Consejo ante las altas temperaturas

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias recomienda tomar precauciones ante las elevadas temperaturas de estos días. Los síntomas más comunes que aparecen cuando tenemos una sobreexposición al sol son las alteraciones de conciencia (síncopes y mareos), unidas a dolores de cabeza, náuseas, sed intensa, o enrojecimiento de la piel.

Para evitar situaciones como estas se recomienda beber diariamente al menos dos litros de agua, evitar la exposición en las horas de calor extrema, desde el mediodía hasta el atardecer (12,00-19,00 horas), en caso de hacerlo usar ropas ligeras, sueltas, de colores claros y con gorros o sombreros que protejan la cabeza del sol. En cuanto a las comidas, se recomienda hacer ingestas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etcétera.)

Las altas temperaturas pueden suponer un riesgo para la salud, especialmente para los grupos más vulnerables, formados por las personas mayores de 65 años, los menores de cinco y las personas que realizan una actividad física importante. También están en especial riesgo de sufrir un golpe de calor aquellas personas que sufren enfermedades de corazón, presión sanguínea alta, obesidad y problemas intestinales, y quienes toman medicación.

El 061 recomienda ante casos de sobreexposición al sol colocar a la persona afectada en un sitio fresco y enfriarla con aire o agua fría, ya sea con una ducha o mojando sus ropas con agua. Si está consciente, incorporarla y darle de beber agua. En el caso de que esté inconsciente lo primero que hay que hacer es comprobar que respira y que no tiene ningún cuerpo extraño en su boca para evitar atragantamientos, así como situarlo en posición lateral mientras se espera a los servicios de emergencias.

En caso de que la persona no respire es necesario, tras llamar al 061, iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Desde la sala de coordinación del 061 se facilitan instrucciones en todo momento hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.