El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso de amparo presentado por IU Extremadura para que se recuenten los votos nulos en la provincia de Badajoz ante las sospechas de que en el recuento electoral se descartaran papeletas válidas de esta formación.

La admisión a trámite llega tras ser denegada la petición de un nuevo recuento, primero ante la Junta Electoral de Badajoz, y posteriormente ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), de modo que ahora el TC tiene un plazo de diez días —que según IU expira el 12 de julio (la resolución está fechada el 1 de julio pero recibieron la comunicación este jueves, 2 de julio)— para fallar a favor o en contra de un nuevo escrutinio de los 7.064 votos nulos de la provincia de Badajoz a la Asamblea de Extremadura.

Cabe recordar que la lista de IU Extremadura no alcanzó el umbral mínimo de representación en el parlamento autonómico por 914 papeletas y que, por tanto, esta formación ha quedado fuera de la Asamblea en la presente legislatura.

En caso de que prosperara el recurso y en el nuevo recuento lograse los votos necesarios para alcanzar el mínimo del 5 por ciento, IU Extremadura lograría dos escaños, que en función de la Ley electoral corresponderían a los que ahora ocupan un diputado del PSOE y otro de Podemos.

En tal caso, si bien el propio coordinador regional y cabeza de lista electoral de IU, Pedro Escobar, ha señalado este viernes que tiene "pocas esperanzas" de lograr los votos que faltan, el PSOE seguiría siendo la fuerza con más diputados en la Asamblea de Extremadura, con 29, seguido por PP con 28, Podemos tendría cinco, IU entraría con dos y Ciudadanos seguiría con uno.

En el caso de que se formara este nuevo parlamento y se mantuviera la postura adoptada por los partidos en la votación de la investidura de este pasado miércoles, Guillermo Fernández Vara mantendría el apoyo necesario para ser presidente de Extremadura.

La formación liderada por Pedro Escobar tiene "serias sospechas", en palabras de su asesor jurídico, Ángel García Calle, de que muchos de estos sufragios anulados, que son un 40 por ciento más que en las elecciones de 2011, vayan destinados a la lista presentada por IU debido a un problema suscitado con la tintada de los sobres que fueron buzoneados durante la pasada campaña electoral.

Problema con la tintada

Las sospechas sobre la incorrecta anulación de votos surgió la misma jornada electoral del pasado 24 de mayo, cuando la Junta Electoral de Zona de Llerena (Badajoz) avisó a todas las mesas electorales de su circunscripción de que anulasen los sobres que presentaban un defecto en la tintada. Al parecer, estos sobres dejarían entrever su contenido.

Los apoderados e interventores de IU avisaron de esta decisión, lo que llevó al partido a recurrir ante la Junta Electoral Regional, que sobre la marcha, en torno a las 10,30 horas, determinó que los sobres eran válidos y, en consecuencia, ordenó a la Junta Electoral de Llerena que aceptara como votos válidos los introducidos en estos sobres.

En este sentido, en los colegios electorales en los que IU contaba con interventores y apoderados esta situación quedó resuelta, pero los miembros de esta formación no tienen constancia de que fuera así allí donde no contaban con representantes, lo cual ha motivado la reclamación de este nuevo recuento de todos los votos nulos de la provincia.

"especial trascendencia constitucional"

El asesor jurídico de IU Extremadura, Ángel García Calle, y el propio Pedro Escobar, han comparecido en rueda de prensa para dar a conocer la admisión a trámite del recurso de amparo en una resolución firmada el pasado 1 de julio.

En la misma, se indica que en el recurso concurre "una especial trascendencia constitucional", ya que el asunto suscitado "trasciende del caso concreto porque pudiera tener consecuencias políticas generales".

García Calle ha señalado que la admisión del recurso no significa que IU tenga razón, pero sí considera que aprecia el derecho de esta formación, y la de cualquier otra, a revisar los votos nulos en un "ejercicio de transparencia".

Ahora todos los partidos políticos que concurrieron a los comicios autonómicos tienen abierto un plazo de tres días para presentar alegaciones. Cabe recordar al respecto que la única formación presentó alegaciones al recurso elevado con anterioridad al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, y que fue denegado, fue el PSOE.

Por último, y tras reiterar que tiene pocas esperanzas de que en el nuevo recuento se encuentren los más de 900 votos necesarios, Escobar ha señalado que quiere que se contabilicen todos los votos válidos, aunque sean cuatro o cinco más, al mismo tiempo que ha señalado que se siente "ninguneado" por los tribunales de justicia extremeños que rechazaron sus recursos anteriores.

Finalmente, ha reiterado que su partido ha sido víctima de una ley electoral "injusta", ya que mientras que los partidos que han obtenido representación en el parlamento han necesitado una media de 8.400 votos por cada diputado logrado, IU, que obtuvo más 27.000 el pasado 24 de mayo, se ha quedado fuera. Por este motivo, ha dicho que se siente "desahuciado" de la Asamblea, al igual que en el caso de las ejecuciones hipotecarias, por "una ley injusta".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.