El presidente en funciones del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha señalado que deja una comunidad autónoma "en crecimiento" al nuevo jefe del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara, quien por su parte ha avanzado que cambiará "una parte de las políticas".

José Antonio Monago y Guillermo Fernández Vara han realizado estas declaraciones después de que el presidente saliente entregara al presidente entrante el Informe de Transición entre gobiernos, este viernes en un acto que han celebrado en la sede de la Presidencia de la Junta de Extremadura, en Mérida.

Tras la entrega de este informe, ambos mandatarios han coincidido en destacar la "normalidad" que ha presidido esta transición, que se irá completando la próxima semana con las reuniones de los consejeros salientes con los entrantes.

En su intervención, el presidente saliente, José Antonio Monago, ha aseverado que la jornada de este viernes "cierra una puerta y abre otra puerta" con la entrega de este Informe de Transición, que escenifica "un traspaso con normalidad entre un gobierno que sale y un gobierno que se va a conformar muy en breve ya con la presidencia de Guillermo Fernández Vara".

Según ha explicado Monago, de conformidad con lo que establece la Ley de Transición ha entregado al presidente entrante un "informe amplio", sobre el que ha solicitado a su equipo que se realice una "actualización a día de hoy" con datos de proveedores, deuda, déficit y otros indicadores, con el objetivo de "máxima transparencia".

Además, y "como no puede ser de otra manera", una vez que se vayan nombrando a los nuevos consejeros de la Junta de Extremadura, los consejeros salientes se reunirán con ellos "para intercambiar más información, más ampliada, y sobre todo para ponerles al corriente de las áreas y los temas que son sensibles".

Monago se ha puesto a disposición de Vara "para aclarar los temas que todavía están vivos en la comunidad", una "plena disposición que tiene ahora y la va a tener a partir de ahora", con el objetivo de que Extremadura "no pare, y siga, con nuevo gobierno, pero tiene que seguir".

Respecto a la situación que deja en el Gobierno de Extremadura, Monago ha entendido que "aqui cada uno lo verá de una manera", pero ha aseverado que "el escenario económico es de crecimiento en estos momentos y eso siempre positivo", ya que en esta situación "siempre hay más confianza" y "se dinamiza más el consumo".

"Yo espero que esa senda se siga manteniendo porque todo lo que sea crecimiento de la economía, al final repercute también en el empleo", ha considerado el jefe del Ejecutivo regional saliente, quien ha señalado que la deuda con proveedores de la administración general "se quedó a cero".

Vara apuesta por "mejorar las condiciones"

Por su parte, el presidente entrante, Guillermo Fernández Vara, ha destacado la "normalidad" con la que se ha realizado este traspaso, que "conlleva confianza en las instituciones democráticas", y ha confiado en que "traiga seguridad para todos aquellos que están pendientes" de este cambio.

Un cambio de gobierno y de presidente que conllevará también el cambio de "una parte de las políticas", y ha lanzado una mensaje a empresas, emprendores y proyectos de emprendimiento de Extremadura en que "tienen que tener toda la confianza en que pasado mañana van a tener un interlocutor fiable que va a intentar mejorar las condiciones de la economía en la región".

Vara ha apuntado además que "detrás de los informes y de los números, lo que hay son personas", a las que el nuevo Ejecutivo extremeño se va "a dedicar" a partir de ahora.

Así, Fernández Vara ha señalado que dedicará el fin de semana a estudiar los dos tomos de los que consta ese informe, del que ha agradecido a Monago tanto su contenido como "su disposición de cualquier cosa que haya que aclarar", ante lo que están "a golpe de teléfono para poderlo hacer".

En ese sentido, Vara ha confiado en que a lo largo de la semana que viene realicen una "transición adecuada", y ha mostrado su "confianza en las instituciones y en que la democracia funciona", y que "la alternancia en los gobiernos y en los cambios de gobierno son algo absolutamente natural".

Plan de ajuste

Por otra parte,y respecto al Plan de Ajuste que debía presentarse al Ministerio de Hacienda en mayo, Monago ha explicado que el Gobierno de Extremadura pidió una prórroga porque había elecciones y por tanto no querían "condicionar la segunda parte de este año 2015".

"Si nosotros hubiéramos hecho el plan de ajuste, hubiera condicionado el presupuesto en este caso a un gobierno nuevo", ha señalado el presidente saliente, quien ha insistido en que no le "parecía prudente" el "hacer un plan de ajuste en pleno periodo electoral".

Monago ha defendido que "el plan de ajuste lo tenía que hacer el gobierno que saliera de las urnas", de tal forma que si hubiera continuado el PP, hubiera sido "la primera tarea", pero ahora "corresponde al nuevo ejecutivo".

En ese sentido, el presidente extremeño saliente ha confiado en que "el Gobierno de España entienda las características que tiene esta comunidad autónoma", que según ha dicho, "en los últimos años ha venido cumpliendo casi todos los años con el déficit".

Ahora "el nuevo Ejecutivo tendrá que haber con Madrid y reivindicar lo que entienda que debe reivindicar", ha dicho Monago.

A preguntas sobre este asunto, Fernández Vara ha señalado que "con carácter previo a hacer ese plan de ajuste", quiere tener una conversación previa con el Gobierno de España. "No hay cifras hasta que no veamos el documento y hasta que no hablemos con el ministerio", ha dicho.

"Nos pondremos a ello", ha señalado el presidente extremeño electo, quien ha confiado en cualquier caso en que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "entenderá que no es una cosa que podamos hacer de la noche a la mañana".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.