El Ayuntamiento de Santander y la Fundación ONCE trabajarán para que la capital cántabra sea una "ciudad tecnológica inclusiva", es decir, que toda la tecnología desplegada en la capital cántabra sea accesible para las personas con discapacidad.

Para ello, se han fijado unas líneas de trabajo plasmadas en un convenio que han firmado este viernes el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y la secretaria general de la Fundación ONCE, Teresa Palahí.

De la Serna ha explicado que este convenio ahondará en que el diseño de la capital "sea para todas las personas, independientemente de las capacidades", y en potenciar las "oportunidades" que ofrece la "ciudad inteligente" para crear herramientas tecnológicas que favorezcan la inclusión social.

En este sentido, el regidor municipal ha avanzado que se está desarrollando una app de rutas accesibles en el marco de uno de los proyecto europeos en los que participa Santander.

Ahora, a través de este convenio, se tratará de "aprovechar toda la información generada por el conjunto de las aplicaciones para fomentar y favorecer la inclusión en servicios, productos, entornos o medios de transporte".

De esta forma, ha indicado que se busca que "todos los servicios públicos o incluso privados puedan utilizarse en igualdad de condiciones por todos los vecinos y que, además, se puedan utilizar con mayor eficiencia e interactividad".

Programa de accesibilidad universal

Para lograrlo, el Ayuntamiento se compromete a desarrollar un Programa de Accesibilidad Universal a través del cual se estudiarán los planes ya en marcha, se organizarán jornadas de sensibilización dedicadas a analizar "cómo las herramientas tecnológicas pueden mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad" y se tratará de hacer un "riguroso cumplimiento" de los criterios de accesibilidad en las contrataciones municipales.

Mientras que la Fundación ONCE asumirá el papel de asesorar al Ayuntamiento a la hora de llevar a cabo estas acciones contempladas en el Programa y proponer la incorporación de nuevas acciones o líneas de trabajo. "Todo para hacer una ciudad inteligente e inclusiva, que es el objetivo", ha dicho De la Serna.

Por otro lado, el alcalde ha indicado que el Ayuntamiento trabaja con la ONCE desde hace mucho tiempo y ha destacado que participación, junto con muchas otras organizaciones y asociaciones, en la elaboración del II Plan de promoción de las personas con discapacidad, que incluye 87 medidas a desarrollar hasta 2018.

Por su parte, la secretaria general de la Fundación ONCE ha destacado la labor que el Consistorio ya viene realizando para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad y avanzar en materia de accesibilidad, trabajo por el que, ha recordado, ya ha sido reconocido con varios premios.

También ha indicado que, con esta nueva colaboración, se pretenden impulsar actuaciones que logren la accesibilidad universal de las personas con discapacidad a todos los servicios, productos y entornos, aunque ha ensalzado que Santander destaca por ser "una ciudad pensada para todos".

En esta ocasión, Palahí ha señalado que las acciones pondrán el "énfasis" en la ciudad inteligente, ámbito en el que Santander es "puntera". "Queremos que, además de ser una ciudad inteligente, Santander sea una ciudad humana", ha dicho, al tiempo que ha indicado que se buscará que todas las tecnologías de las que se dispone sean accesibles.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.