El Museo de Historia y Antropología de Tenerife, en La Laguna, acogerá hasta el 2 de agosto la exposición colectiva 'Oval', fruto de un proyecto cerámico realizado por el taller de artes plásticas Giro-Arte, integrado por 24 personas con discapacidad intelectual.

Al acto de inauguración, que tuvo lugar ayer, asistieron el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la vicepresidenta, Cristina Valido; la consejera delegada de Sinpromi, Carmen Rosa García; la directora general de la Fundación CajaCanarias, Natalia Aznárez, y la responsable del taller 'Oval', María Jesús Bastida.

El presidente del Cabildo destacó en su alocución "el corazón y la pasión" que los artistas de Giro-Arte han puesto en cada una de las piezas que componen esta muestra y subrayó su "capacidad para hacer feliz a los demás a través del arte".

Por su parte, Cristina Valido recalcó el papel protagonista de los alumnos del taller de artes plásticas y agradeció "a los cómplices de este proyecto el hacer posible día a día esta aventura que se llama Giro-Arte".

Carmen Rosa García tuvo palabras de agradecimiento hacia las personas que impulsaron este taller, con 20 años de existencia, y María Jesús Bastida ahondó en el sentido artístico del proyecto 'Oval', que hace alusión al "proceso que eclosiona y da paso a una producción".

Sobre la exposición

Las piezas de esta exposición están realizadas en cerámica al horno, donde los artistas han aplicado diferentes técnicas en cuanto a construcción, realización y acabados en color de la pieza. La propuesta de partir de la forma ovoide se ha elegido por su simbolismo: representa el origen y el proceso, que finalmente lleva a la eclosión, a la proyección y manifestación de uno mismo.

Todo ello, junto con la aplicación de técnicas y esmaltes cerámicos, ha dado como resultado piezas donde el autor ha creado con libertad, transformando y personalizando la obra.

Además, esta muestra se ha complementado con la interpretación de las piezas en obra pictórica de técnica mixta, utilizando el sistema de pintura sobre el agua de origen japonés, denominado suminagashi, para crear fondos y efectos.

Los murales que acompañan esta exposición son el resultado de los estudios previos de la obra, realizados en placas cerámicas esmaltadas y posteriormente horneadas. En total, entre las piezas cerámicas, los murales y las pinturas, la exposición reúne unas 60 obras de arte.