El servicio de Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla ha sido desalojado durante la madrugada de este viernes al personal y pacientes después de producirse un incendio en un baño tras registrarse un cortocircuito en el dispositivo de aspiración.

Según ha informado a Europa Press fuentes del servicio de extinción de incendios, el suceso se originó poco después de la medianoche en el baño de caballeros de Urgencias, lo que obligó a desalojar de la zona a pacientes y empleados, hasta que los Bomberos sofocaron las llamas con un extintor.

Un portavoz del Instituto de Gestión Sanitaria ha indicado que, "al parecer, el conato de incendio se produjo como consecuencia de un cortocircuito en el tendido eléctrico con la mala fortuna de que una chispa cayó en una papelera del citado cuarto de baño".

Extracción de humo

Según las mismas fuentes, "en estos momentos, tras la extracción del humo y de los residuos dejados por el extintor empleado, la normalidad es absoluta en el citado servicio".

Ingesa también ha subrayado que nada más producirse el suceso "se tomaron las medidas alternativas para garantizar la atención a los pacientes ingresados en el centro hospitalario".

Este organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha agradecido públicamente la profesionalidad de los bomberos por su rápida actuación en el conato de incendio que se produjo anoche en un cuarto de baño en el Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal, así como a los profesionales sanitarios y no sanitarios que contribuyeron al desalojo de los pacientes que allí estaban y a su posterior reubicación. Este mismo agradecimiento lo ha extendido a los miembros de la Policía Local que estuvieron pendientes de los acontecimientos y a cuantas personas colaboraron.

Consulta aquí más noticias de Melilla.