Niños colegio
Varios niños en un colegio. EFE

El profesor estadounidense David W. Johnson, referente mundial en aprendizaje cooperativo o en grupo, explicó el pasado jueves en una coferencia en Bilbao que el objetivo de este sistema educativo es "hacer más fuertes" como personas a los miembros del grupo.

La conferencia de Johnson se enmarca en la cuarta jornada de la Conferencia Internacional de Pensamiento, el más importante congreso internacional sobre pensamiento e inteligencia en la educación, que se celebra esta semana en la capital vizcaína.

"Los alumnos que cooperan entre sí en el aprendizaje hablan, son activos y están conectados a sus compañeros"

El doctor en Psicología Social por la Universidad de Columbia (EEUU) y fundador, junto con su hermano Roger, del Centro de Aprendizaje Cooperativo de la Universidad de Minnesota, ha sostenido que, en una clase, el profesor puede optar por uno de los tres sistemas educativos que hay: el competitivo, que busca destacar al mejor de la clase; el individual y el cooperativo.

De todos ellos, ha afirmado, este último es el "más útil, más importante y más poderoso, si queremos que en una clase los alumnos sean activos; hablen, no estén callados, y se relacionen entre ellos, en vez de estar desconectados".

"Los alumnos que cooperan entre sí en el aprendizaje hablan explicando lo que hacen, están activos y están conectados a sus compañeros", ha sentenciado.

El profesor de la Universidad de Minnesota ha advertido, no obstante, de que el grado de disposición de las personas de un grupo a cooperar entre sí es determinante para el éxito de este sistema porque "la cooperación consiste en dar y recibir y si alguien no esta dispuesto a dar, no funciona".

Los profesores se convierten en diseñadores de experiencias educativas en lugar de suministradores de leccionesHa señalado también que cuando en el aula se utiliza el sistema del aprendizaje cooperativo "la función de los profesores cambia y se convierten en diseñadores de experiencias educativas, en vez de en suministradores de lecciones e información".

El objetivo del aprendizaje cooperativo, ha dicho, es que cada miembro del grupo sea "un individuo más fuerte. En términos técnicos -ha explicado-, la transferencia de conocimientos del grupo al individuo es mayor que entre individuos".

"Así que -ha resumido-, el aprendizaje en grupo prepara mejor al individuo para, en el futuro, superar sus exámenes, sus pruebas, etc, y tenemos que tener muy claro que sólo saber la respuesta correcta a un problema no nos convierte en personas más fuertes".