El secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ha pedido este viernes que Gobierno regional y diputaciones de la Comunidad Autónoma aúnen sus esfuerzos para financiar el plan de choque por el empleo anunciado por el nuevo presidente autonómico, Emiliano García-Page.

En rueda de prensa en Ciudad Real, Gil ha considerado que esta actuación es una de las más urgentes a poner en marcha por el nuevo Ejecutivo y ha mostrado su deseo de que entre este mes de julio y el próximo de agosto pueda ser una realidad.

Gil ha recordado que, si hace cuatro años había 80.000 parados en la región sin prestaciones, ahora existen un total de 130.000 desempleados que no tienen ningún tipo de ingreso.

El secretario regional de CCOO ha apuntado que el plan de choque debe pivotar sobre tres ejes, el primero de ellos que los contratos tengan una duración de seis meses, que la actividad laboral se complete con formación y recualificación y que los trabajadores tengan derechos a prestaciones hasta que encuentre un trabajo nuevo.

Gil ha recordado que, a este fin, como viene reclamando el sindicato desde hace tiempo, el Gobierno regional debería dedicar anualmente el 2 por ciento de su Presupuesto, en torno a 150 millones de euros.

El dirigente sindical, que ha recordado que la expresidenta regional, María Dolores Cospedal, "volvió a mentir" en el reciente Debate de Investidura de García-Page sobre la situación laboral de la región, ha confiado en que el nuevo Gobierno traiga un "cambio de actitud" que pueda "revertir" la situación generada durante los últimos cuatro años.