Vacuna contra el sarampión
Una persona es vacunada contra el sarampión. ARCHIVO

Una mujer ha muerto en Estados Unidos por sarampión. Es la primera persona en fallecer a causa de esta enfermedad en los últimos doce años en ese país. Ha ocurrido en el estado de Washington y cuando California ha aprobado una estricta ley de vacunas. De acuerdo con los registro oficiales, la última muerte a causa del sarampión en EE UU tuvo lugar en 2003.

Según informaron las autoridades sanitarias de Washington tras practicarle una autopsia, la mujer, con un sistema inmunológico débil, se habría contagiado de la enfermedad en un reciente brote registrado en un centro médico en el que estaba internada. En ese mismo lugar otro paciente desarrolló un sarpullido que luego dio positivo de sarampión.

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa que se puede contraer cuando una persona infectada habla, tose o estornuda cerca de alguien. Entre los síntomas más comunes está la erupción cutánea, dolor muscular, dolor de garganta, tos y fiebre, aunque en algunos casos pueden presentarse complicaciones como infecciones en el oído, diarrea o condiciones más serias como neumonía y encefalitis.

La mujer no había experimentado los síntomas tradicionalmente asociados con el sarampiónEn 2014 se reportaron 644 casos confirmados de sarampión al Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias (NCIRD) de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), lo que representa la mayor cantidad de casos registrados desde 2000, cuando empezó a llevarse el registro de los casos en Estados Unidos. La paciente fallecida ahora, cuya identidad no ha sido revelada, no había experimentado los síntomas tradicionalmente asociados con la enfermedad, por lo que las autoridades determinaron sólo con la autopsia que se debió a una neumonía causada por el sarampión.

El Departamento de Salud de Washington destacó la necesidad de vacunar a la mayor cantidad de personas para proveer un nivel de protección alto a quienes tienen un sistema inmunológico debilitado y no pueden recibir la vacuna. Ya han transcurrido más de tres semanas desde que se registró el último caso activo de la enfermedad en el estado, lapso durante el cual una persona expuesta a la enfermedad puede desarrollarla, por lo que las autoridades descartan que se presenten más casos por ahora.

Reabierto el debate sobre la vacunación obligatoria

El sarampión había sido declarado erradicado en Estados Unidos en el año 2000, pero resurgió con un brote en California en diciembre de 2014 que afectó a 131 personas en el estado y no se dio por concluido hasta mediados de abril. El brote se originó en dos parques temáticos de Disneylandia y luego se expandió a varias regiones del país, e incluso a Canadá y México, lo que puso en alerta a las autoridades estadounidenses. De manera que California aprobó este año una estricta ley de vacunas.

La obligación ha resultado controvertida, hasta en Hollywood. El actor Jim Carrey empleó este jueves su perfil oficial en Twitter para arremeter contra el gobernador de California, Jerry Brown, a quien tildó de "fascista" por firmar esa  ley que convierte en obligatoria la vacunación infantil en el estado.

La enfermedad está poniendo en evidencia a los detractores de la vacunación de los niños. Los casos están aumentando en Europa, porque hay niños sin vacunar, especialmente en Alemania, y más aún en Berlín. La capital alemana padeció en el inicio de 2015 un virulento brote de esta enfermedad con centenares de casos. La muerte de un niño de año y medio de sarampión reabrió en Alemania el debate sobre la necesidad de implantar la vacunación obligatoria.