Vacaciones
Una familia a punto de salir de vacaciones en su coche. ARCHIVO

Desde este viernes y hasta el próximo domingo tendrá lugar la primera oleada de la operación salida para las vacaciones de verano. Según las previsiones de la Dirección General de Tráfico (DGT), buena parte de las salidas y regresos se esperan para los días 31 de julio a 2 de agosto, 14 a 16 de agosto y 28 y el 31 del mismo mes. Se cifra en 81,5 millones el número de desplazamientos de largo recorrido previstos para los dos próximos meses.

En este contexto, tanto la DGT como las asociaciones de conductores y de víctimas de accidentes recomiendan "extremar la precaución" para evitar que el periodo de mayor flujo de vehículos en las carreteras españolas suponga un aumento del número de víctimas de accidentes de tráfico.

A la hora de salir hay que evitar la primera hora de la mañana y el mediodía Según el director de seguridad vial de RACE, Tomás Santa Cecilia, en estas fechas existen tres "factores de riesgo" que podrían contribuir a elevar la siniestralidad en las carreteras españolas: el aumento del número de desplazamientos, las "ganas de empezar las vacaciones y llegar al lugar de destino" y el tipo de carretera por la que se circula.

Por ello, según Santa Cecilia, la primera de las claves para realizar el trayecto en coche hasta el lugar de destino en condiciones de seguridad, la primera recomendación es "elegir bien la hora de salida", evitando la primera hora de la mañana y el mediodía, debido a que son las horas de más aglomeración de vehículos, y "no tener hora de llegada". "El mayor riesgo que podemos tener es poner una hora de llegada porque nos va a determinar el modo de conducir y la velocidad y va a generar estrés y ansiedad para cumplir con el horario previsto", explica.

En este sentido, el presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, pide también a quienes viajan en moto que "eviten las horas de más calor del día" y que, preferiblemente, madruguen en lugar de salir tarde. "Siempre es mejor madrugar que se te tire la noche encima, porque el equipo de iluminación que llevan las motos no es tan potente como el de los coches", explica. Reyes incide en la necesidad de viajar con todas las protecciones para emprender un viaje en moto y prestar especial atención a la "deshidratación", cuya principal consecuencia es la reducción de la atención.

Para los moteros es preferible madrugar a salir tardeAdemás de planificar la hora de salida y ser "paciente" para llegar, Santa Cecilia incide en la relevancia de elegir un tipo de vía u otra para llegar hasta el lugar de destino y ha recordado que es en las carreteras convencionales donde se produce el 80% de los accidentes de tráfico. Por ello, pide a quienes cogerán el coche para irse de vacaciones que utilicen las "vías de gran capacidad", autopistas y autovías, debido a que estas tienen mejores condiciones de seguridad que el resto de carreteras.

En todo caso, cuando hay que coger carreteras y, especialmente, cuando se entra en núcleos urbanos, subraya la importancia de tener en cuenta que se circula por un tipo de vía "con un nivel de seguridad más bajo", lo que debería llevar a "aumentar la concentración" del conductor. "Cuando se está llegando al destino, si hay que circular por núcleos urbanos, es bueno parar cinco minutos antes de entrar en la ciudad para relajarse y tomar conciencia", afirma.

Sin fatiga y con los neumáticos en buen estado

Tanto el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes de Tráfico (DIA), Francisco Canes, como el de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, llaman la atención sobre la importancia de emprender el viaje "habiendo descansado" y de "parar al más mínimo síntoma de fatiga". "Hemos observado que por la crisis vamos de vacaciones más cerca pero queremos aprovechar más el tiempo de ocio y salimos después de trabajar", advierte Arnaldo.

La fatiga es el peor enemigo del conductorLa fatiga "es el peor enemigo del conductor", por lo que desaconseja emprender viajes largos en coche tras salir de trabajar y, en todo caso, recomienda "parar durante el trayecto siempre que sea necesario" para airearse, estirar las piernas e hidratarse, preferentemente con algún refresco con cafeína. En todo caso, urge a tener en cuenta que la conducción es incompatible con el consumo de alcohol, drogas o determinados medicamentos.

El presidente de AEA hace hincapié especialmente en la relevancia de comprobar que los neumáticos estén en buen estado y con la presión correcta, debido a que "es lo único que une al pavimento". Según explica, "no se está invirtiendo suficiente en las carreteras y el estado del firme no es el adecuado", por lo que advierte de que "si no se cuidan los neumáticos puede ser un cóctel explosivo", desde el punto de vista de la seguridad.

Igualmente, los responsables de todas las organizaciones, así como la DGT, recomiendan revisar los principales elementos del vehículo así como asegurar que tanto el equipaje, como los pasajeros y los animales de compañía que viajan en el coche estén asegurados con los elementos de seguridad reglamentarios y que, en el caso de maletas o bultos vayan instalados en el interior del maletero.

Concentración también en el lugar de vacaciones

Los presidentes de DIA y de AEA piden también a los conductores que, una vez llegados al lugar donde se pasarán las vacaciones, se mantenga la "concentración" y los niveles de seguridad. "Hay que tener la misma actitud de seguridad vial para hacer un trayecto de 700 km que para hacer 1 km", dice Arnaldo.

Tanto él como Canes lamentan que muchos conductores "parece que cuando llegan al lugar de vacaciones se relajan" y conducen con calzado que no es adecuado, no cumplen las medidas de seguridad obligatorias, llevan niños en el coche sin los sistemas de seguridad debidos o son más propensos a conducir tras haber consumido alcohol, entre otras actitudes.