La directora del Instituto Vasco de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Aintzane Ezenarro, ha advertido de que "el silencio nunca cura las heridas" y, por ello, ha apostado por "sacar a la luz todas las vulneraciones de derechos que ha habido, sin dejar a nadie excluido" y sin utilizarlo como "elemento de reproche mutuo".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Ezenarro ha apelado a "mirar al pasado pero de forma constructiva, no para hurgar en las heridas, no para que sean elementos de reproche mutuo".

Según ha indicado, el instituto que dirige pretende "primero clarificar todo lo que ha pasado" porque "el silencio nunca cura las heridas y hay que sacar a la luz todas las vulneraciones que ha habido, sin dejar a nadie excluido".

De este modo, se ha mostrado convencida de que "se puede hacer con una perspectiva constructiva" para "aprender de ello y extraer conclusiones de cara al futuro, no para usarlo como un elemento de reproche al adversario político".

Ezenarro ha precisado que "el hecho de que no se quiera utilizar para el reproche político no nos puede llevar a la conclusión de que no hay que mirar al pasado". "A veces hay cierta tentación de decir 'dejémoslo estar, no vayamos a mirar al pasado que genera muchos conflictos'", ha advertido.

(habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.