Atentado en Colombia
Un grupo de personas observa los destrozos en el lugar donde una bomba explotó el pasado miércoles frente a una estación de la Policía de Tumaco (Colombia). EFE

Al menos ocho personas resultaron heridas este jueves por la explosión de dos artefactos en sendas oficinas del fondo de pensiones Porvenir en el norte y el occidente de Bogotá, informaron fuentes oficiales.

Un paquete sospechoso fue detectado por integrantes de la seguridad del establecimiento tras una llamada anónima

La primera detonación fue registrada en el centro financiero de Bogotá, en la tradicional calle 72, donde siete personas fueron heridas, ninguna de ellas de gravedad, según informó el secretario de Salud de Bogotá, Mauricio Bustamante.

Un paquete sospechoso fue detectado por integrantes de la seguridad del establecimiento tras una llamada anónima para advertir de su presencia y de inmediato procedieron a desalojar a las personas que esperaban para ser atendidas.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron varias ambulancias y vehículos de bomberos, mientras que centenares de personas se congregaron en los alrededores.

Testigos dijeron a Efe que la explosión, que rompió los cristales de la entidad, hizo temblar los de edificios aledaños.

Los bomberos de Bogotá informaron, por otra parte, de una segunda detonación en otra agencia de Porvenir en la zona industrial de Puente Aranda donde una persona resultó herida.

En ese caso, los atacantes dejaron un maletín con explosivos y posteriormente llamaron para anunciar que habían dejado una bomba lo que permitió desalojar la oficina.

Pese a ello, una persona sufrió un traumatismo craneoencefálico y tuvo que ser trasladada al hospital.

Primeros indicios sobre la autoría

La Fiscalía apunta a la "guerrilla" como responsable del ataque, pero no especifica si se trata de las FARC o del Ejército de Liberación Nacional

La Fiscalía colombiana afirmó que los primeros indicios de la autoría de las dos explosiones que sacudieron sendas oficinas del fondo de pensiones Porvenir en Bogotá apuntan a la "guerrilla", si bien no especificó si se trata de las FARC o el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"En este momento la Fiscalía analiza informaciones recibidas de diferentes fuentes y que por ahora apuntan a la guerrilla como posible autora de estos hechos", indicó el ente acusador en un mensaje a los medios de comunicación.

En consejo extraordinario de seguridad convocado en Bogotá tras el suceso, las autoridades resolvieron aplicar el "plan candado" y "plan capital", que unirá efectivos de la Policía y unos 2.000 miembros de Ejército para reforzar la seguridad de la ciudad.

Ataques expresamente dirigidos contra el fondo de pensiones Porvenir

El comandante de la policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza, señaló que "es claro" que fueron ataques dirigidos contra Porvenir, razón por la que se procedió a desalojar las demás agencias de esta entidad en la capital colombiana.

Asimismo, las autoridades instalaron un puesto de mando unificado en el barrio de Chapinero y las autoridades de la capital convocaron un consejo extraordinario de seguridad.

El general Guatibonza explicó que están recabando pruebas para determinar la autoría de los ataques, si bien todavía no tienen indicios de la autoría del atentado.

El candidato del Partido Liberal a la alcaldía de Bogotá, Rafael Pardo, uno de los primeros en llegar al lugar de la explosión en el corazón financiero, aseguró a la prensa que "no se puede minimizar en este momento una amenaza de las FARC" y pidió tomar todas las precauciones.

"Blanco es, gallina lo pone", señaló Pardo al advertir que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían anunciado recientemente que algunos de sus integrantes se encontraban en Bogotá supuestamente para cometer ataques terroristas, razón por la cual las autoridades dijeron que la ciudad estaba "blindada".