Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) proceden a determinar la cantidad de material pirotécnico que queda en las instalaciones de la empresa de fabricación de cohetes en la que sobre las 19.50 horas de este jueves se registró una explosión que acabó con la vida de tres personas.

Según ha informado el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, el procedimiento en los casos en los que hay material explosivo de por medio es preciso primero "asegurar el perímetro", para que después puedan empezar las labores de investigación de las causas del suceso "sin poner en riesgo la integridad" de los agentes.

"Sabemos que hay material (pirotécnico), pero no sabemos qué cantidad", ha afirmado Villanueva, que se trasladó hasta la zona de Agra, situada en el municipio ourensano de Leiro saliendo hacia Berán. Hasta allí también se movilizarán miembros del grupo de intervención psicológica en catástrofes "para prestar el correspondiente apoyo y ayudar a los familiares a pasar este duro trance".

Al respecto, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien también se trasladó al lugar del suceso, subrayó que "los recursos de emergencias son los suficientes" e hizo hincapié en que, "aparte de investigar lo sucedido, lo prioritario es atender a los familiares en un trance sin duda durísimo".

Accidente laboral

A la espera de que las investigaciones determinen las causas exactas de lo que "en principio es un accidente laboral", según indicó el delegado del Gobierno, el alcalde de Leiro, Francisco José Fernández Pérez, señaló a Europa Press que las primeras hipótesis apuntan a que la explosión se registró en la caseta de mezcla.

La explosión pudo escucharse en un amplio radio, a varios kilómetros de la zona de monte donde está ubicada Pirotecnia Abad, de forma que vecinos del municipio cercano de Boborás confirmaron que se sobresaltaron al oír la detonación.

La primera voz de alerta al 112 la dio un particular, lo que activó la movilización de los distintos recursos, pero posteriormente se sucedieron otras llamadas a los servicios de emergencias para avisar de lo acontecido. El fuego que se propagó a la zona forestal ya está controlado.

Puesto que en el entorno de las 22.00 horas estaba pendiente la llegada al lugar del suceso del forense, las autoridades allí desplazadas no ratificaron las identidades de las tres víctimas. No obstante, el alcalde de Leiro confirmó que las víctimas son el dueño de la pirotecnia, José Antonio Abad, de entre 58 y 60 años de edad, su pareja y una mujer que trabajaba en el negocio.

Los cuerpos fueron hallados "en la misma zona", según confirmó el delegado del Gobierno. La Pirotecnia Abad está situada en una zona de monte conocida como Agra, encima de la zona de Barzamedelle, situada en Leiro saliendo hacia Berán.

Sus instalaciones, dedicadas a la fabricación de todo tipo de cohetes, fueron construidas hace unos 15 años y según el alcalde, "tenía todo en regla y cumplía los requisitos de distancia de seguridad" a los núcleos de población.

Otro accidente

En julio de 2003, un furgón de Pirotecnia Abad cargado de fuegos artificiales sufrió un accidente de tráfico y fallecieron dos personas o a consecuencia de la explosión causada por el choque entre un camión y la furgoneta cargada con 400 artificios pirotécnicos.

Ante la explosión acontecida este jueves, el alcalde de Leiro ha trasladado a la familia sus condolencias y ha avanzado que se celebrará un pleno extraordinario para declarar alguna jornada de luto. Hasta el lugar también se desplazó el subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, entre otras autoridades.

Consulta aquí más noticias de Ourense.